A licitación la primera fase de las obras de San Hermenegildo

Para restaurar las cubiertas y fachadas del edificio con un presupuesto de 850.000 euros.

0
33

Redacción.  El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Comisión Ejecutiva de la Gerencia de Urbanismo y Medio Ambiente, ha aprobado hoy en su sesión ordinaria el proyecto técnico elaborado para restaurar las cubiertas y las fachadas de la iglesia del antiguo convento jesuita  de San Hermenegildo, en la Plaza de la Concordia, en el Distrito Casco Antiguo. Esta aprobación se produce tras autorizar la Comisión Provincial de Patrimonio el proyecto técnico, preceptivo para acometer la intervención.

Estas obras, que cuentan con un presupuesto de 851.000 euros, llegan tras una primera intervención de urgencia llevada a cabo por Urbanismo en 2020 para solucionar unos problemas puntuales de desprendimientos en las fachadas. Al margen de estas reparaciones, Urbanismo ha redactado el proyecto de restauración integral que sale ahora a licitación, con la intención de que las obras puedan adjudicarse tras el verano y comenzar antes de que finalice el año. El tiempo de duración estimado de la actuación es de 12 meses.

Objetivo

“El objetivo principal de este proyecto es solucionar de forma definitiva los problemas más importantes del edificio, que afectan fundamentalmente a las dos cubiertas, por un lado la inclinada de estructura de madera y cubrición de teja y, por el otro, la plana del cuerpo delantero”, ha destacado el delegado de Hábitat Urbano y Cohesión Social, Juan Manuel Flores, quien ha subrayado que “el gobierno local lleva desplegando en los últimos años la mayor inversión municipal en patrimonio en décadas gracias a una importante estrategia para su recuperación, que suma este proyecto a otras grandes intervenciones como las que se están realizando en la Fábrica de Artillería, la Torre de Don Fadrique, Santa Clara, el Pabellón de Telefónica, Ranilla o la Muralla de la Macarena, entre otras”.

Tras diversos análisis constructivos, arqueológicos y patológicos realizados previamente, se ha detectado que ambas presentan daños que repercuten en la estanqueidad y estabilidad estructural del conjunto del inmueble. De este modo, se ha constatado la necesidad de detener el deterioro que sufre la bóveda encamonada bajo la cubierta a consecuencia de la entrada de aguas, para preservar las pinturas y relieves de gran valor que se encuentran en este elemento. De esta forma, se llevará a cabo el desmontado por completo de toda la cubierta de madera y de las cubriciones y muretes laterales, para colocar nuevos refuerzos metálicos y proceder a su restauración integral. En cuanto al lucernario, Urbanismo ha optado por la sustitución completa de éste al encontrarse muy deteriorado y generar la entrada de aguas a su interior.

Actuación

La actuación estará presidida por la conservación del mayor número de elementos y materiales originales posible, como criterio principal de aplicación, siempre que sea posible. Además, se contará con seguimiento arqueológico durante toda la intervención. El edificio está declarado Bien de Interés Cultural desde 1959.

Como complemento a la restauración de las cubiertas, se plantea también la ejecución de una nueva red de saneamiento,  dado que la actual se encuentra en mal estado. Asimismo, se restaurarán también las cornisas que rematan la antigua iglesia, que serán objeto de una actuación integral. Finalmente, el proyecto de obras incluye la restauración de las fachadas, sobre las que se realizarán básicamente trabajos de limpieza, conservación y reintegración.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here