Turismo de Industrial

Adjudican el suministro de mobiliario y enseres para personas en riego de exclusión social en Sevilla

Los contratos abarcan toda la ciudad, destinados a familias con una extrema carestía de recursos económicos y enmarcados en el programa de ayudas directas municipales.

Suministrarán a familias en riesgo de exclusión los enseres necesarios para vivir. /Foto: Emvisesa

Redacción. El Ayuntamiento de Sevilla, a través de su Delegación de Bienestar Social, acaba de adjudicar sendos contratos, que suman 240.000 euros de presupuesto de licitación, para el suministro de mobiliario y enseres destinados a personas y familias que se encuentran en una situación de emergencia social en la ciudad y que son elementos básicos en el hogar: desde colchones hasta muebles para cocina, pasando por grifos de fregaderos, camas, literas o mesas de comedor.

Se incluyen todos los distritos, puesto que el criterio de valoración por parte de los trabajadores sociales se basará en la extrema carestía de recursos económicos por parte de las familias sevillanas. Este suministro del mobiliario, dentro de una gama básica, se realizará a requerimiento de la propia Administración local, a medida que vayan surgiendo las necesidades de paliar esas situaciones concretas de emergencia social. La entrega de los artículos en los domicilios requeridos no deberá de superar las dos semanas desde la fecha de pedido a la empresa y una semana para los casos que se determinen como prioritarios y en los realojos, y la instalación y el montaje correrán a cargo de las empresas adjudicatarias.

Esta iniciativa se encuadra en el amplio programa de ayudas directas a familias en situación o riesgo de exclusión social arbitradas desde Bienestar Social, y que tienen especial incidencia en las Zonas de Transformación Social y con planes integrales en ejecución. Se trata de ayudas municipales para suministros básicos como alimentos, vestimenta, higiene, muebles, electrodomésticos e incluso atención bucodental, así como para la lucha contra la pobreza energética (recibos de luz y gas), alquileres, cuotas hipotecarias y de las comunidades de vecinos, comedores escolares o gastos farmacéuticos.




En conjunto, el año pasado se destinaron 6.066.795 euros en 11.153 ayudas y 5.430 beneficiarios, un 24,8 por ciento más que en 2017, y casi el doble (99,42 por ciento más) que en el ejercicio de 2015. “Es, por tanto, un completo programa municipal con prestaciones complementarias y otras ayudas económicas que configuran una red de cobertura familiar en la ciudad. Nos permite atender con rapidez ante casos de emergencia, como puede ser un desahucio, pero también atender en el día a día a los hogares en situación o riesgo de exclusión social”, según ha dicho la delegada de Bienestar Social, María Encarnación Aguilar.






Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.