Alcalá de Guadaíra confirma el valor arqueológico de los restos hallados junto al arroyo Guadairilla

Así lo ha explicado la responsable municipal de Patrimonio, María de los Ángeles Ballesteros, que ha adelantado que su Delegación ya dispone de un informe técnico tras la correspondiente comprobación in situ.

0
2

Redacción. El Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra (Sevilla) ha confirmado el hallazgo de restos arqueológicos en el entorno del arroyo Guadairilla, junto al Cordel de Mairena, iniciando el protocolo que marca la ley para la protección, valoración y conservación de los mismos de forma inmediata a la comunicación del descubrimiento por parte de la sociedad ecologista alWadi-Ira.

Así lo ha explicado la responsable municipal de Patrimonio, María de los Ángeles Ballesteros, que ha adelantado que su Delegación ya dispone de un informe técnico tras la correspondiente comprobación in situ. En dicho informe se certifican “restos de valor arqueológico” junto con datos sobre su localización y posible interpretación preliminar.

Se trata de una estructura realizada en piedra calcarenita, muy arrasada superficialmente y cuya función y cronología quedan imprecisas por el momento, pudiendo tratarse tanto de una estructura hidráulica, como de algún tipo de elemento usado para facilitar el cruce del arroyo cercano. En relación con su datación, se carece de indicios suficientes para establecerla de forma efectiva.

dar de alta estos restos de valor en el inventario municipal de yacimientos arqueológicos

El Ayuntamiento está siguiendo el proceso que marca la Ley con la debida comunicación a la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía, seguido del traslado al departamento municipal de Urbanismo para dar de alta estos restos de valor en el inventario municipal de yacimientos arqueológicos. Dado el carácter agrícola de los terrenos en los que se localizan los restos, este procedimiento permitirá el control de cualquier posible intervención o actuación sobre el ámbito delimitado como yacimiento arqueológico.

Lógicamente, el protocolo dicta que se notifique el hallazgo de forma directa a la parte propietaria del terreno, tanto para su conocimiento expreso del valor de los restos arqueológicos, como para instarle a su protección. Igualmente, se contestará de forma privada a la entidad comunicante del yacimiento.

Desde la Delegación de Patrimonio se ha explicado que muchos restos arqueológicos se encuentran a escasa profundidad, por lo que es habitual que se hagan visibles en momentos determinados, por ejemplo con fenómenos meteorológicos como pueden ser crecidas de cauces o arrastres de terrenos por lluvias, así como por laboreo agrícola y otras actuaciones similares.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here