Tusam

Alcalá de Guadaíra recupera las tradicionales talegas para llevar el pan

El Ayuntamiento y la Asociación de Panaderos regalarán 20.000 unidades como alternativa ecológica y tradicional a las bolsas de plástico para llevar el pan.

Se ha editado una publicación en la que se dan a conocer los tipos de piezas tradicionales de la panadería alcalareña.

Redacción. La promoción del Pan de Alcalá, elemento de identidad de la ciudad, suma dos nuevos hitos. Por un lado, se pondrán en circulación 20.000  talegas para llevar el pan, una apuesta por mejorar la calidad del producto en la mesa del consumidor que, además, supone una alternativa ecológica al uso del plástico. Por otro, se ha editado una publicación en la que se dan a conocer los tipos de piezas tradicionales de la panadería alcalareña.

Ambas iniciativas, son el resultado de la colaboración entre el Ayuntamiento y la Asociación de Panaderos, dos entidades que trabajan desde hace años en la promoción del Pan de Alcalá y la apertura de nuevos mercados, para un producto que forma parte de la historia de la ciudad, que por muchos es conocida como “Alcalá de los Panaderos”.

La alcaldesa de Alcalá, Ana Isabel Jiménez, la delegada de Comercio, Ángeles Ballesteros, y el presidente de la Asociación de Panaderos, Eulogio González, han presentado ambos elementos que se pondrán en circulación tanto en los establecimientos locales, como fuera de la ciudad para difundir el Pan de Alcalá en nuevos mercados. De esta manera, Ana Isabel Jiménez considera que ambos elementos, la talega y el folleto “suponen la  demostración de que el pan,  nuestro pan de Alcalá, además de ser una tradición de la localidad y formar parte de nuestra historia tiene un gran futuro, y está llamado a ser uno de los elementos clave de la economía local en los próximos años”.




La talega es una bolsa de tela que se cierra mediante una cuerda y que era la forma tradicional para transportar el pan desde la tienda a las casas, y conservarlo hasta su consumo.  Ahora, en Alcalá este envase tradicional vuelve a recuperarse como medio de promoción de su pan, pero también como alternativa ecológica al uso del plástico que se ha convertido en un problema de primer orden para nuestro medio ambiente. Además la talega es beneficiosa para el pan ya que conserva mejor que el plástico y mantiene más tiempo sus propiedades.

Por otro lado, uno de los elementos que han distinguido siempre al Pan de Alcalá es la variedad de las piezas que se elaboran en la localidad y que, en muchos casos, no se hacen en ningún otro sitio. Para dar a conocer este rico patrimonio de la artesanía local, panaderos y Ayuntamiento han editado un folleto en el que se muestran mediante imágenes estas piezas: media de canto, rosca alcalareña, telera, media boba, albarda, picaíto o cuarterón de canto, entre otras. Se trata, indican los promotores de la idea, de enseñar a los consumidores de Alcalá y de fuera que disponen de una gran variedad de piezas para elegir la que más les guste. Ana Isabel Jiménez considera ambos elementos muy importantes para la ciudad “no sólo en el aspecto económico, sino en la labor de fortalecer nuestras señas de identidad”.






Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.