Alejandro Aguilar: “Echo de menos de Sevilla que el tiempo sea un aliciente y no impedimento”

A sus 29 años, Alejandro Aguilar lleva ya cuatro viviendo en Inglaterra, donde trabaja como subdirector de un hotel en el centro de Londres.

Mamen Muñoz. El sevillano Alejandro Aguilar Ortín nació en Sevilla, pero en realidad no fue hasta los diez años cuando volvió a su ciudad para quedarse, “desde entonces, siempre he vivido en el barrio de Nervión, estudié en el Buen Pastor y luego en la Universidad de Sevilla”.

Tenía claro desde que comenzó sus estudios en la Universidad que necesitaría marcharse al extranjero si quería progresar en el ámbito que había elegido: la gestión hotelera. Estudió primero Turismo en la US y después un máster en Dirección hotelera en la ESH y la UPO.

A sus 29 años, lleva ya cuatro viviendo en Inglaterra, y el último año y medio residiendo en Londres, desde donde nos resume su experiencia profesional: “Mi primer trabajo en Londres fue de camarero, después he trabajado en diferentes puestos en la cadena Hilton, y actualmente soy subdirector de un hotel en el centro de Londres”.

– ¿Por qué decidiste irte fuera?
La posibilidad de poder hacer carrera en el mundo de la hostelería en España es bastante limitada, ya que la gente se mueve menos a nivel laboral que en otros países. Tenía claro desde que entré en la carrera, que tendría irme fuera poder progresar.

En la imagen, Navidad en Regent Street, una de las calles más emblemáticas de Londres.
En la imagen, Navidad en Regent Street, una de las calles más emblemáticas de Londres.

– ¿Por qué ese lugar y no otro?
– Al acabar el máster, hice unas prácticas en Hilton, durante el desarrollo de las mismas, ya hablaba con mis jefes y el departamento de recursos humanos sobre la posibilidad de seguir en la compañía pero en el extranjero. La compañía tiene una bolsa de trabajo interna a nivel mundial, al ver las vacantes que más me interesaban a nivel laboral, apliqué y, tras varias entrevistas con distintos hoteles, conseguí mi objetivo.

– ¿Es tu primera estancia en el extranjero?
– No, antes estuve un año de Erasmus en Lieja, Bélgica.

– ¿Cuál es tu lugar de residencia? ¿Dónde vives? ¿Cómo es esta ciudad?
– Actualmente vivo en Londres, por la zona de Elephant and Castle, al sur de la ciudad; antes estuve viviendo en Newbury y Burton Upon Trent. Mi nueva zona es una zona que se ha desarrollado mucho en los últimos años, y ahora se pueden ver grandes rascacielos y cómo ha mejorado la calidad de las calles. Hay mucha diversidad cultural, y el ambiente es muy bueno y tranquilo.

– ¿Cómo fueron tus primeros días allí?
– Cuando llegué a Newbury, fue un poco chocante. Es un estilo de vida totalmente distinto al que estaba acostumbrado. Aquí los  habitantes hacen mucha más vida casera, y las calles se quedan desiertas a partir de las cinco de la tarde, que es cuando la mayoría de las tiendas cierran. Solo ves bullicio en los pubs. Ahora en Londres es totalmente distinto, los londinenses hace mucha vida fuera, ves tanto tiendas y restaurantes abiertos hasta altas horas de la noche, y se agradece bastante.

– ¿Cuál era tu nivel de idiomas al llegar?
– Mi nivel de comprensión de inglés era bueno, pero a la hora de expresarme sí noté la falta de soltura con el idioma. Por suerte me tocó trabajar con compañeros de muchos países, porque curiosamente era el único español del hotel, cosa que no es para nada habitual ya que la mayoría de los españoles se dedican a la hostelería, y me ayudaron muchísimo. Aparte, trabajar como camarero me ayudó a poder practicar muchísimo.

En la imagen, Alejandro Aguilar Ortín.
En la imagen, Alejandro Aguilar Ortín.

– ¿Cuál es tu balance de la experiencia?
– La verdad que en estos cuatro años el balance es muy positivo. Cierto es que echas de menos el sol y la comida, pero a nivel laboral, la experiencia es tremenda.

– ¿Cuáles son, a tu parecer, los pros y contras de vivir en el extranjero?
– Aquí ofrecen muchas oportunidades laborales, ya sea en forma de prácticas remuneradas, trabajos a tiempo parcial o tiempo completo, y son muy flexibles con los horarios para que se adapten dependiendo de las circunstancias individuales de cada persona.

– ¿Cuáles son los principales obstáculos que has tenido que superar en este tiempo?
– Sinceramente, no he tenido mayores problemas más allá de tomar la decisión de venir aquí. Hay comunidades de españoles casi en cada ciudad o pueblo, que ayudan en lo principal al llegar al país, como a obtener el NIN (número de Seguridad Social), abrir una cuenta bancaria y poder alquilar una casa. Una vez obtenido eso, ya es cuestión de mejorar el idioma. Tengo que decir también, que en numerosas ciudades, los centros públicos disponen de clases gratuitas impartidas por nativos, para todos aquellos extranjeros que quieran mejorar el idioma, así que, aunque el nivel sea bajo, puedes perfeccionarlo rápidamente.

– ¿Cómo es vivir ahí? ¿Es muy diferente a España?
– Londres es una ciudad de ocho millones de personas, donde conviven nacionalidades de todo el mundo, lo que le imprime una peculiaridad respecto a otras grandes ciudades.

Alejandro Aguilar en Hilton St Georges Park, centro deportivo de la F.A.
Alejandro Aguilar en Hilton St Georges Park, centro deportivo de la F.A.

– Cuéntanos alguna anécdota que te haya ocurrido durante tu estancia
– Estuve trabajando en el centro deportivo de la F.A., Federación inglesa de fútbol, y tuve la oportunidad de ver cómo equipos de la talla de la selección inglesa, el Barça, y otros equipos de la premier o Europa, así como otras selecciones mundiales… hacían su pretemporada allí. Fue una experiencia única de la que aprendí muchísimo.

– ¿Y sus habitantes, cómo son?
– Hay que saber que Londres es totalmente distinto al resto de Inglaterra. Los londinenses sí son muy abiertos y más sociables. En el resto de Inglaterra, supongo que debido a su ritmo de vida, más doméstico, les cuesta más abrirse y poder entablar una amistad más allá del trabajo.

En la imagen con Eva, también sevillana; David, cántabro; y Martin, compañeros de su antiguo hotel, antes de salir a correr.
En la imagen con Eva, también sevillana; David, cántabro; y Martin, compañeros de su antiguo hotel, antes de salir a correr.

– ¿Cómo es un día cualquiera de tu vida en el lugar donde vives ahora?
– Bueno, ahora, cuando no estoy trabajando, me gusta salir a pasear por el centro o los canales. Ir a cualquier roof top bar, comer en alguno de los famosos mercadillos…

– ¿Cuál es tu lugar favorito de tu nueva ciudad? ¿Y de la provincia de Sevilla?
– Hay muchos sitios de Londres que me gustan mucho, como Covent Garden, Notting Hill o la rivera del Támesis cerca del London Eye, donde cada día hay muchísimos shows callejeros que están genial, así como mercadillos de segunda mano, donde encuentras cosas curiosas y  muchas cafeterías con vistas al río y a la Torre de Londres. De sevilla me gusta pasear por el centro y disfrutar de sus terrazas.

– ¿Cuál es la imagen que tienen de España?
– La verdad que les encanta España y conocen bastante Sevilla y sus naranjas que son las que se usan para hacer mermelada de los famosos afternoon tea. Actualmente me comparan mucho la situación del brexit con la que tenemos en España y el tema de Cataluña y están bastantes preocupados con lo que pueda pasar, ya que en Londres no quieren que Reino Unido se separe de Europa.

En la imagen, las vistas desde la azotea del hotel, con la catedral de St Paul al fondo.
En la imagen, las vistas desde la azotea del hotel, con la catedral de St Paul al fondo.

– ¿Qué estás haciendo en estos momentos?
– Ahora soy subdirector de un hotel en el centro de Londres.

– ¿Te has marcado algún nuevo objetivo o reto?
– La verdad que me gustaría seguir progresando dentro de mi nueva compañía, Travelodge. Y en un futuro volver a España en un puesto que se reconozca mi experiencia y mis conocimientos.

– ¿Qué piensa tu familia y amigos de tu aventura?
– Mi familia está muy contenta y vienen a menudo a visitarme ya que las conexiones son diarias y a buen precio. Mis amigos también vienen de visita y con algunos incluso he coincidido aquí en Londres.

– ¿Cuáles son tus planes futuros?
– Me gustaría poder volver a España con un buen puesto de trabajo y bien remunerado.

– ¿Piensas volver a España, a Sevilla, en breve?
– Mi intención es ir a la Feria, que llevo sin ir desde que me vine.

Alejandro Aguilar, con su amiga Mari Carmen, compañera de la universidad, que ahora también vive en Londres.
Alejandro Aguilar, con su amiga Mari Carmen, compañera de la universidad, que ahora también vive en Londres.

– ¿Qué es lo que más echas de menos de Sevilla?
– Mi familia y amigos, poder llamarlos y tomar una cerveza juntos; y también echo de menos de Sevilla que el tiempo sea un aliciente para hacer algo y no impedimento.

– ¿Recomiendas a todo el mundo que viva un tiempo fuera de España? ¿Por qué?
– La verdad es que sí. La experiencia laboral que adquieres, la gente que conoces, la diversidad cultural con la que convives… son cosas que te abren la mente y te forma como persona en todos los niveles, y habiéndome quedado en Sevilla no podría haberlas experimentado de esta manera.

One Response to "Alejandro Aguilar: “Echo de menos de Sevilla que el tiempo sea un aliciente y no impedimento”"

  1. Javier Pardo   18 marzo 2019 at 8:54 pm

    Muy buena entrevista!

    Responder

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.