Alumnos de un colegio de Sevilla logran realizar un vuelo a la Estratosfera

0
149
Imagen de la Estratosfera captada por el GloBot.
clinica santa isabel
Imagen de la Estratosfera captada por el GloBot.

A.R.E. El Colegio Británico de Sevilla está de enhorabuena. El pasado 9 de septiembre un proyecto que se ha convertido, según asegura el centro, “en la columna vertebral” del mismo, alcanzaba su gran objetivo: poner un robot en la Estratosfera y captar imágenes de la Tierra desde 35.000 metros de altura sobre el nivel del mar.

Ha sido un logro de muchos, una actividad extraescolar en la que se han implicado alumnos, profesores e incluso padres, y que perseguía el objetivo de despertar la curiosidad y la vocación científica entre los más jóvenes, a la par que aunar en una misma iniciativa a toda la comunidad educativa.

Desde su origen, la idea era enviar a la Estratosfera un prototipo bautizado como ‘GloBot consistente en un globo lleno de helio unido a un paracaídas y a una cápsula que alojaba en su interior un microcontrolador que actuaría como cerebro de todo el sistema. Este microcontrolador era el responsable de pilotar de forma autónoma la cápsula en su vuelo de retorno al colegio. También incorporaba multitud de sensores para la adquisición de parámetros ambientales y de vuelo, telemetría para el envío por radio de datos, y grabación de vídeo y fotografía de todo el vuelo.

Los alumnos han sido los grandes protagonistas de este proyecto de ciencias.

El primer intento se llevó a cabo en el curso 2018-19, aunque ha sido al comienzo de este nuevo curso cuando el lanzamiento ha logrado su objetivo. Así, una vez que la cápsula alcanzó aproximadamente los 35.000 metros y el diámetro del globo aumentó de unos 2,5 metros en tierra a unos 10 metros, el globo lleno de helio estalló y la cápsula que arrastraba abrió el paracaídas con el que estaba equipada, y poco a poco comenzó a planear hasta volver a la superficie terrestre. Gracias a los sistemas de posicionamiento GPS, pudieron seguir el recorrido de la cápsula.

Como informan desde el centro educativo, la recogida del aparato se efectuó varios días después, gracias a la llamada de un vecino de Aznalcázar que localizó el robot, Francisco José Nieves Mateo, de la Finca Hato Ratón.

El proyecto, además de datos físicos -temperatura, humedad, etc.-, obtuvo datos geográficos verdaderamente llamativos. El estallido del GloBot se produjo en plena Estratosfera sobre Villamanrique, mostrando las imágenes un cielo completamente negro y distinguiéndose en el horizonte la curvatura terrestre.

Debido a los cambios de rumbos que experimentó el globo por las condiciones meteorológicas, las fotografías recogieron instantáneas de la ría de Huelva, la ría del Río Piedras y la barra de El Rompido, la desembocadura del Guadiana, la ría de Formosa en Portugal, el cabo de San Vicente, el océano Atlántico, la Bahía de Cádiz, el estrecho de Gibraltar, el Atlas marroquí, los  montes de Málaga y los pantano de Bornos, Arcos y Guadalcacín.

Cabe destacar que los encargados del lanzamiento fueron los propios alumnos, que desde el curso pasado y gracias a esta iniciativa han adquirido amplios conocimientos en ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas, hasta el punto de conseguir programar y desarrollar este robot. José Antonio Cózar es quien los ha dirigido y quien impulsa el área de robótica y programación, en colaboración con Iván Padilla, y Ferry Gratz es responsable del ámbito aeroespacial.

Por último, vale la pena señalar que GloBot cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de Bollullos de Mitación y resultó proyecto finalista en la 17 Feria de la Ciencia de Sevilla 2019.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here