Aprobada la calle Ana Orantes como símbolo contra la violencia de género

Además, se rotulará como Plaza de la Esperanza Macarena el espacio peatonal creado frente a su basílica.

La calle Ana Orantes es un homenaje a una mujer que puso voz a las muchísimas mujeres  que sufrían, y aún sufren, en la intimidad del hogar.

Redacción.  El Pleno del Ayuntamiento de Sevilla ha aprobado hoy, 25 de febrero, el cambio de nombre de la calle Potro para llamarse Ana Orantes, en homenaje a una mujer que, asesinada por su marido hace ahora 21 años tras haber relatado por televisión su larga historia de violencia de género, marcaría un antes y un después en la lucha contra la violencia machista y en la sensibilización social ante este problema.

Ese acuerdo viene avalado, además del voto unánime en la Junta Municipal del Distrito Casco Antiguo, por una demanda social y la recogida de unas 14.500 firmas para que Ana Orantes entrara definitivamente en el nomenclátor de la ciudad de Sevilla.

Ana Orantes denunció en un programa Canal Sur Televisión cómo su propio marido la había maltratado física y psicológicamente durante los 40 años de matrimonio. Lo contó un 4 de diciembre de 1997, y solo 13 días después su ya exmarido, José Parejo, la asesinó. En la propuesta elevada al Pleno, se recoge que Ana Orantes, con su valentía, “puso palabras a lo que muchísimas mujeres sufrían, y aún sufren, en la intimidad del hogar. El maltrato dejó de ser algo privado para ser algo público”. Esta  injusticia, la de su asesinato, cristalizó años después en una Ley Integral contra la Violencia de Género (la ley 1/2004).




Por otra parte, el espacio peatonal gestado el año pasado tras una reurbanización integral ejecutada por la Gerencia de Urbanismo de Sevilla justo frente a la basílica de la Macarena –entre la calle San Luis y el Arco de la Macarena, calle Resolana, y la confluencia de Bécquer y Muros– pasa a llamarse Plaza de la Esperanza Macarena y se incluirá en la misma el tramo que comprende los números 1,3, y 5 de Bécquer, para así  evitar confusión.






Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.