Aprobado el plan de Intervención Social en zonas desfavorecidas de la capital con 12 millones de euros

El plan, centrado en El Cerezo, La Plata-Padre Pío-Palmete, Polígono Sur, Polígono Norte-El Vacie, Tres Barrios y Torreblanca, requiere la contratación de 90 profesionales.

El plan realizará un diagnóstico social y económico de las zonas.

Redacción. El Plan Local de Intervención en Zonas Desfavorecidas ha sido aprobado por la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Sevilla. El documento recoge un diagnóstico de las principales áreas con necesidad de transformación social de la ciudad, así como las líneas básicas de intervención en materia de desarrollo económico, bienestar y cohesión social, hábitat y convivencia e intervención e innovación social comunitaria.

Esta estrategia programa una batería de iniciativas con un presupuesto total de 12 millones de euros para los próximos cuatro años centrado principalmente en la contratación de personal especializado y que se financiaría con cargo al proyecto de diseño y ejecución de estrategias locales de empleabilidad e inserción social de las personas en situación de exclusión social del Programa Operativo del Fondo Social Europeo Andalucía 2014-2020.

Para llegar a esta estrategia se ha realizado primero una batería de estudios e investigaciones por parte de los equipos técnicos, que ha determinado que las actuaciones deben centrarse en seis ámbitos de actuación como son El Cerezo, La Plata-Padre Pío-Palmete; Polígono Sur; Polígono Norte-El Vacie; Tres Barrios, y Torreblanca. Con este punto de partida y, a través de un programa subvencionado por la Junta de Andalucía, se ha contratado un equipo técnico de cuatro profesionales que ha coordinado durante los últimos meses un trabajo de análisis y participación con más de 140 entidades e instituciones implicadas en las zonas afectadas.

Este trabajo ha desembocado en un plan municipal que establece una programación para los cuatro próximos años con un presupuesto de en torno a 12 millones (unos tres millones al año) que garantiza estabilidad y continuidad en el trabajo que realice un equipo de profesionales compuesto por entre 74 y 90 personas con perfiles especializados como trabajadores sociales, educadores, psicólogos, graduados sociales, animadores socioculturales o profesionales de Derecho o Sociología.

El plan, además, recoge por primera vez el desarrollo de un estudio de impacto de género en el que se evalúan los principales indicadores en materia de desigualdad en las zonas de intervención prioritaria.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.