Camila Marchesini, la joven psicóloga sevillana que trabaja ayudando niños y adolescentes con autismo severo en Newbury

Su experiencia laboral está siendo muy buena y se plantea quedarse al menos un año más y poder desarrollarse en su nuevo puesto de trabajo. Pero definitivamente volverá en algún momento a su querida Sevilla "porque como mi ciudad ¡no hay ninguna!".

0
1625
clinica santa isabel

Rosa Brito. Camila Marchesini Moreno tiene 25 años y es psicóloga en Reino Unido. Su puesto de trabajo es Positive Behaviour Support.

Su experiencia en Inglaterra empezó en mayo del 2019. Encontró una oferta laboral online para trabajar con niños y adolescentes con autismo severo, pero pensó que seria en Sevilla porque el anuncio no especificaba lugar. Le concedieron una entrevista vía Skype y fue todo en inglés. Al final de la entrevista, le comentaron que seria en Reino Unido y que recibiría noticias pronto.

Pocos días después, Prior-s Court se puso en contacto con para confirmarle que le daban el puesto de trabajo. Estaba ilusionada por comenzar una nueva etapa acercándose a su profesión, pero a la vez no quería mudarse. Nunca habría imaginado vivir, y menos por tanto tiempo., fuera. Finalmente, se decidió irse con dos maletones grandes moviéndose por aeropuertos, estaciones de bus y tren. ¡Su primer día fue caótico! Su inglés no era demasiado bueno, le costaba entenderlos. Empezó el trabajo y el idioma le costo horrores. Tres semanas de preparación, todo en ingles. ¡Estaba saturada!

Encontró una oferta laboral online para trabajar con niños y adolescentes con autismo severo.

Todo los trámites pasaron y poco a poco se vio envuelta en el trabajo, entablando relaciones de amistad muy buenas y terminó enamorada de su trabajo. Empezó como support worker, que consistía en el cuidado de niños y adolescentes con autismo severo, ser su espejo y ayudarles cada día a mejorar y a tener una vida más independiente. Trabajó con adolescentes entre 16 y 20 años. Iba cada día con la ilusión de un día nuevo, de forjar relaciones con los niños, de involucrarlos en actividades, aprender de ellos y, por su puesto, de ayudarles a mejorar en la medida de lo posible, aportando su gratino de arena.

Al año de trabajar como support worker, solicitó otro puesto en la misma empresa, más relacionado con su profesión. Pasó la entrevista, y a día de hoy tengo el puesto de Positive Behaviour Support. Consiste en trabajar en el departamento de psicología, modificando estrategias, creando planes individualizados para cada niño y trabajar en equipo para encontrar la mejor solución que se adapte a ellos. Sigue trabajando día a día al lado de ellos y es algo que le encanta. Asegura que es muy reconfortante ver como mejoran y mejoran con el paso del tiempo y en parte gracias a ti.

Newbury, un pueblo muy pintoresco

Su bar favorito.

Newbury es un pueblo muy pequeño, muy pintoresco y que tiene mucho verde. Los parques son grandes. Si es cierto que no hay mucho que hacer por allí. A ella muchas veces se le queda pequeño con comparación con Sevilla, “que tienes mil y un callejones por recorrer y mil cosas por hacer”. Algo diferente a lo que estaba acostumbrada, en cuanto a la comida, cultura y ambiente. El clima asegura que es horrible, todo el día lloviendo y frio. Ni punto de comparación con el maravilloso clima de Sevilla.

Su lugar favorito de Newbury definitivamente es el centro comercial. Se pasa los días de compras. Aunque es cierto que tiene lugares muy bonitos, pintorescos y llenos de naturaleza.  Otro lugar que le encanta es un bar a la orilla del río con unas vistas impresionantes.

Como anécdota, nos cuenta que junto a una compañera, y muy amiga suya, organizaron la Feria de Sevilla en el trabajo. Involucraron a los adolescentes y trabajadores y ¡lo pasaron pipa! Bailaron, decoraron todo con farolillos y abanicos. Además, comieron comida española, o al menos hicieron el intento.

Feria de Sevilla en Newsbury.

El balance de su experiencia hasta ahora es muy positivo, a pesar de los obstáculos iniciales. Ha hecho amigos muy buenos provenientes de distintos países y con la suerte de toparse también con gente maravillosa de España, como mi amiga y casi hermana Saray. Su experiencia laboral está siendo muy buena y se plantea quedarse al menos un año más y poder desarrollarse en su nuevo puesto de trabajo. Pero definitivamente volverá en algún momento a su querida Sevilla “porque como mi ciudad ¡no hay ninguna!”.

Lo que más echa de menos de su tierra es el hecho de salir de trabajar y quedar con amigos, aunque sea “para una tapita y pa’ casa”.  Además de tener buen tiempo la mayoría del año, la buena comida y una cerveza bien fría. Pero sobre todo su familia y amigos, aunque suele volver de vacaciones de vez en cuando.

Su consejo para aquellos sevillanos que quieran dar el salto al extranjero es: “¡Muevete! Sal de tu zona de confort y experimenta.  Cada país tiene su encanto y siempre te llevarás buenas sorpresas, pero si te quedas en casa, cómodo, nunca conocerás lo enriquecedor que es conocer nuevas culturas y la buena gente que hay por el mundo. Seguro que disfrutarás de la experiencia”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here