Carlos Carmona, un policía sevillano entre los ángeles de la crisis de Ceuta

El agente fue requerido ante la denuncia de una mujer que afirmaba que no sabía nada de sus hijas pero le habían dicho que había llegado a nado a Ceuta.

0
9

Fermín Cabanillas. Un Policía Nacional, vecino de Tomares, Carlos Carmona, se ha convertido en todo un héroe en Ceuta, al conseguir que una madre española haya podido reencontrarse con sus hijas, las cuales se encontraban perdidas entre los cerca de 3.000 menores inmigrantes que han cruzado a nado estos días el espigón que separa Ceuta de Marruecos, en la mayor crisis humanitaria y migratoria de los últimos años.

Las niñas, de 13 y 14 años se edad, se encontraban solas alojadas en el Polígono Industrial de El Tarajal junto a los menores marroquíes que habían accedido a nado a territorio nacional, lugar habilitado como centro de atención de la Cruz Roja. Ambas niñas residían en Marruecos con su padre desde poco después de su nacimiento y hasta 2018, año en el que el progenitor falleció. Según fuentes policiales, desde entonces habían permanecido con su familia paterna en el país vecino.

La búsqueda

Su madre, de nacionalidad española, que se encontraba en Barcelona, las estaba tratando de localizar hasta este jueves, 20 de mayo, pues hace unos días se había enterado de que ambas menores se encontraban entre las personas que habían cruzado nadando la frontera hacia España. Tras viajar a Ceuta, se personó en las dependencias de la Jefatura Superior de la Policía Nacional de Ceuta, donde notificó su búsqueda a los agentes.

En ese momento, el Policía Nacional, vecino de Tomares, Carlos Carmona, junto con otro compañero, ambos destinados en las Unidades de Intervención Policial (UIP), conocidos como antidisturbios, se pusieron rápidamente manos a la obra iniciando su búsqueda para intentar localizar, en medio del caos, a las adolescentes, logrando en un tiempo récord, tras hacer las diligencias e investigaciones oportunas, localizar a las dos niñas, averiguando que ambas se encontraban en El Tarajal. La rápida actuación de los dos policías permitió identificar en un breve espacio de tiempo a las niñas y que la historia acabara con final feliz.

Estaban dormidas

En una entrevista que Ángel Expósito le ha realizado al policía tomareño Carlos Carmona en el espacio radiofónico La Linterna, de COPE, éste ha manifestado que “en un momento que una madre te diga que lleva tanto tiempo separada de sus hijas y que tú ayudes a buscarla y que se reencuentren, fue un momento muy emocionante”. El policía ha explicado que las niñas, cuando fueron a despertarlas “estaban muy dormidas”, pero que una vez ya despiertas “se difundieron en un abrazo e iniciamos todos los trámites para que se fueran con su madre”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here