Clausurado un local de la Cartuja sin licencia con venta masiva de entradas para una fiesta de Halloween

0
221
No tenía licencia para discoteca, sino una concesión administrativa para kiosco bar.

Redacción. La Policía Local ha clausurado y precintado una sala en la calle José Gálvez, en la Isla de la Cartuja, en un dispositivo conjunto con Bomberos de Sevilla, ante el consumo de alcohol y tabaco en cachimbas de menores de edad, hasta de 12 años, a la par que se investiga la venta masiva de entradas que se estaba produciendo para realizar una fiesta de Halloween para la que no tiene licencia.

En el momento de la intervención en el interior, más del 60 por ciento de las 180 personas eran menores de edad, hasta de 12 años. Además, indica que se da la circunstancia que esta es una de las fiestas de Halloween que la Policía Local había detectado en su monitorización de redes sociales prevista para el día 31 de octubre.

Durante la inspección realizada, se han detectado diferentes infracciones, como que no tiene licencia para discoteca, sino una concesión administrativa para kiosco bar, «por lo que no puede tener música puesta»; el aforo máximo es de 500 personas, «fácilmente superable por una fiesta de este tipo», y no dispone del número suficiente de extintores para la extensión del local.

Otra infracción muy grave es carecer de la póliza de seguro de responsabilidad civil, «la cual no acreditó a los agentes durante la inspección», mientras que en el interior más del 60 por ciento de las personas eran menores de edad, llegando hasta los 12 años de edad. Los agentes pudieron comprobar cómo los menores de edad consumían bebidas alcohólicas y tabaco en cachimbas.

Esta fiesta tiene diferentes canales de distribución para sus entradas, siendo una de las más utilizadas una página web de venta de entradas. Además, la Policía Local tiene informaciones de la venta masiva de estas entradas especialmente en institutos de la ciudad.

Hasta el momento, esta actividad no dispone de licencia que le autorice a realizar la fiesta anunciada. Esta fiesta, al estar la sala clausurada, no pueden asegurar que se vaya a celebrar, lo que supondrá reclamaciones por parte de los clientes, que podrían verse afectados por un exceso de aforo en una actividad sin licencia.

Por parte de la Policía Local, se sigue monitorizando a través de su presencia en redes sociales a través de Emergencias Sevilla, cualquier convocatoria que surja. «El Ayuntamiento de Sevilla estará vigilante a cualquier incumplimiento que pueda comprometer la seguridad de los asistentes y sus derechos como consumidores. Para ello, desde la Policía Local ha iniciado las actuaciones pertinentes», agrega.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here