20 junio 2024
Hospital Sagrado Corazón

¿Cómo debes actuar si sufres el impago de una factura?

Por imposible que pueda parecer, las situaciones de impagos por parte de clientes aumentan considerablemente en nuestros días. Esta desagradable posición deja al trabajador, en numerosas ocasiones, sin saber cómo reclamar el pago por los servicios prestados y que le corresponden por derecho. Lo más idóneo es acudir a profesionales que orienten sobre los procedimientos a seguir y cuál es la forma más adecuada de cobrar la deuda. Una de estas empresas es Intrum, una compañía de servicios de gestión de crédito y activos inmobiliarios que se encarga de aquella deuda adquirida a través de diferentes medios para proceder a su pago, así como de cobrar los impagos en nombre de diferentes acreedores y proveedores.

Sin embargo, antes de solicitar los servicios de compañías como Intrum, es conveniente intentar un acercamiento con el cliente para evitar alargar aún más el conflicto. En primer lugar, es recomendable ser precavidos y dejar constancia en las facturas emitidas del modo de pago y el periodo que se tiene para proceder a este. Asimismo, indicar el número de cuenta y el vencimiento de la factura será determinante para posteriores procedimientos de reclamación. Si finalizado el plazo no se ha ingresado el dinero correspondiente, entonces es aconsejable ponerse en contacto tanto vía telefónica como por email con el cliente para esclarecer el motivo del impago e intentar llegar a un acuerdo para solucionar las deudas.

Si la situación se mantiene, se puede mandar una carta certificada haciendo referencia a la factura impagada y exigiendo el pago de los servicios contratados o los bienes adquiridos. También es posible mediante emails enviar varios recordatorios cada dos o tres días haciéndole entender que aún no se ha recibido el dinero y si existe algún error en cuanto a los datos proporcionados en la factura en cuestión. Si persiste el impago, recuerda al cliente que tras haber cumplido el plazo de abono de la factura se cargará una comisión por impago en el cobro, incrementando sobremanera el coste final a pagar. Otro recurso es, como se ha mencionado anteriormente, recurrir a una empresa especializada en recuperación de deudas.

No obstante, si el pago sigue sin ser depositado en la cuenta establecida es importante contactar con un abogado que nos asesore sobre si deberemos continuar por la vía legal y judicial. No son pocas las pymes que terminan aventurándose en un proceso de tal envergadura para recuperar lo que les pertenece, pero a menudo este se alarga en el tiempo y supone aún más gastos de lo esperado. Por ello, muchos recurren a un proceso monitorio para reclamar todas las deudas una vez que han agotado todos los medios pertinentes. Este procedimiento se encuentra regulado por la Ley 1/200 del 7 de enero de Enjuiciamiento Civil y se deberá imponer en primer lugar una demanda por impago.

Hospital Sagrado Corazón

Es un proceso judicial por la vía rápida con el fin de reclamar las deudas de forma rápida y eficaz, pero es aconsejable que se hayan guardado previamente todos los documentos y facturas que se han enviado al cliente para acreditar que se han intentado por todos los medios posibles resolver el impago. Normalmente no es necesario contar con un abogado, a no ser que el cliente se oponga a pagar y deba celebrarse una vista o juicio ante el juez. En estos casos, los bienes del cliente podrían ser embargados para cubrir el gasto del impago y acabar en juicio donde ambas partes tendrían que verse las caras y declarar al respecto. El procedimiento será largo y tedioso, pero el pago será finalmente efectuado.

Hospital Ramón y Cajal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hospital Ramón y Cajal
Hospital Santa Isabel

Notas de prensa