Consiguen vivir en un piso en Sevilla gracias a una campaña solidaria

Gracias a la solidaridad de medio centenar de donantes, en tan solo quince días han conseguido recaudar más fondos de los que precisaban, concretamente 3.000 mil euros.

0
208
La familia ha conseguido una casa gracias a esta campaña.
clinica santa isabel
Fermín Cabanillas. La solidaridad de un crowdfunding ofrece una segunda oportunidad a una familia numerosa y sin recursos económicos
“Necesitamos ayuda para no quedarnos en la calle”. Este era el llamamiento que Carlos Daniel, venezonalo residente en Sevilla y padre de tres niñas, hacía unas semanas atrás en la plataforma GoFundMe.
El motivo: necesitaba ayuda para conseguir pagar un alquiler para su familia. “Lo ideal sería que obtengamos un puesto de trabajo que nos permita alquilar una vivienda”, argumentaba el joven. El problema es que, a pesar de haber participado ambos en varios procesos de selección, actualmente ninguno han encontrado un trabajo, por lo que no cuentan con los fondos para empezar de nuevo y ofrecerles una seguridad a sus hijos.
Precisamente por ese motivo, la pareja inició hace unas semanas un crowdfunding con la intención de recaudar el dinero necesario para cubrir los gastos mínimos de una vivienda. Lo que no sabían era que gracias a la solidaridad de medio centenar de donantes, en tan solo quince días, iban a conseguir recaudar más fondos de los que precisaban, concretamente 3.000 mil euros.

Antecedentes

Según publica ABC, debido a la crisis que atraviesa el país habían perdido su trabajo  y atravesaban una complicada situación económica, pero no se decidieron a hacer las maletas hasta que su propia seguridad estaba en juego. “A mi esposo le estaba persiguiendo la Guardia Nacional por una protesta que hicimos, le dieron un disparo y estábamos bajo amenaza”, explica Flavia a Sevilla Solidaria.

La familia, según el mismo rotativo, pasó ocho meses en Tenerife en un Centro de Acogida de Solicitantes de Asilo de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) y desde el pasado octubre residen en un centro similar en La Rinconada. Este miércoles mismo se le acaba el plazo para permanecer allí y deben abandonarlo aún sin tener un piso donde quedarse.

Debido a un acuerdo entre los gobiernos de Venezuela y España, los venezolanos consiguen un permiso de residencia automáticamente tras un tiempo en el país. Pero pasado el tiempo de estar en un centro de acogida, había que buscar una vivienda estable.

La familia, abrumada por la buena acogida, ha aprovechado la plataforma para agradecer la colaboración y la solidaridad: ”la campaña está resultando ser todo un éxito, y eso se lo debemos a ustedes, infinitas gracias por todo su apoyo”, apuntan en una actualización hecha en el propio texto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here