Cristina Pérez Guillén: “De todas las ciudades en las que he vivido, mi favorita es Sevilla que la llevo en mi corazón”

0
96
Cada vez que puede se da una escapada a la capital hispalense. / Foto: Adriana Ciccaglione.
clinica santa isabel
Tiene tres tesoros, su esposo y dos hijas. Su inspiración para seguir.

Adriana Ciccaglione. Cristina asiste a la cita. Llega puntual y además de tener la hora fijada bien clara, también mantiene su sonrisa como carta de presentación. Estuvo unos días en Sevilla, de visita por su tierra. Un compromiso familiar y de amigos la trajo a la ciudad que la vio nacer y crecer.

La capital hispalense se preparaba para recibir la Semana Santa, y ella, entre calles y recuerdos, desempolvó y compartió lo mejor con nosotros.

Actualmente vive en Bruselas, la ciudad que le ha dado una oportunidad para ver cristalizados sus sueños como arquitecta. Sin embargo, las escapadas para esta tierra donde el cielo como dijo Machado, debe considerarse un patrimonio, siempre la regresan a su esencia y su carisma.

Es ella quien nos traslada a esos viajes, a esos lugares que la hacen crecer, pero que dejan intactos los recuerdos y los amores que guarda en Sevilla.

Está decidida a emprender y seguir construyendo y alcanzando sueños.

– ¿Desde cuándo estás en Bruselas y por qué?
– Desde abril del año 2012. Mi marido es belga y estaba esa oportunidad latente. Ya me había ido en 2004, primero estuve un año en Barcelona y regresé. Luego estuvimos en Londres, en China. Decidimos regresarnos a Europa y en el 2012 encontramos trabajo en Bélgica.

– ¿Cómo conociste a tu esposo?
– En las oficinas de Norman Foster en Londres. Un espacio con más de mil personas. Después de tres años allí nos conocimos.

– ¿Qué haces actualmente en Bruselas?
– Actualmente soy jefa del proyecto del Museo de Arte Contemporáneo Kanal Centre Pompidou. En esta propuesta estoy desde septiembre de 2018. Hay tres oficinas. Una en Bélgica, otra en Londres y en Suiza. Cada oficina tiene personas de su ciudad, pero cuentan también con personal de otras naciones.
Es hermoso, se trata de una antigua fábrica de Citroën de 40 mil metros cuadrados, es un edificio de 1933. En este proyecto no hay españoles, hay italianos, suizos, holandeses. Soy la única y me siento orgullosa de representar mi ciudad y mi país. Ya antes había tenido experiencia también en mi rama, trabajé durante cinco años en el proyecto de construcción de la nueva sede de la OTAN en Bruselas.

“Me llama la atención, cómo quieren incorporar a las personas en los proyectos artísticos”.

– ¿Qué percepción tienen de los españoles en otros países?
– Tenemos fama de que nos gustan las fiestas, del buen vivir. Pero también de que trabajamos duro.

– ¿Hay algo de esa cultura que no te gusta?
– Lo que más me choca, es que cuando tienen a los hijos,  los dejan en la guardería con sólo 2 ó 3 meses. Y ver que todos los abuelos terminan en una residencia, nosotros cuidamos a nuestros mayores. Son más nórdicos y fríos en ese aspecto. Cuesta mucho hacer amigos, aunque ya nosotros tenemos. Es otro ritmo de vida, es más fuera de casa. Otro aspecto, es que hay mucho camino por caminar entre la mujer y el hombre en derechos de igualdades, les falta aún.

– ¿Y qué es lo que más te gusta de Bruselas?
– Es una ciudad con muchas oportunidades. Sigue siendo barata, asequible la vivienda. Antes los artistas estaban más en Berlín, pero es muy costosa. En Bruselas, tienen una cultura anti-racial, hay una mezcla muy interesante. Me llama la atención cómo quieren incorporar a las personas en los proyectos artísticos. En el proyecto en el cual trabajo, la mayoría somos extranjeros.
Otro aspecto de la cultura que me gusta y que he aprendido, es que las personas son más prevenidas que nosotros, y por ende más ahorrativos. Aprendí el valor del ahorro.

– ¿Qué traerías de Bruselas a Sevilla?
– El chocolate y la cerveza (risas).

– ¿Te quedarías allí?
– Tengo previsto quedarme en Bruselas, con el proyecto estaré durante cinco años. Espero que haya otro reto profesional. Mis hijas disfrutan de la educación pública de allí y es muy buena.

“Tengo previsto quedarme en Bruselas, con el proyecto estaré durante cinco años”.

– ¿Te gusta viajar?
– A mi me encanta viajar, comparto la pasión con mi esposo que lo disfruta porque también es arquitecto. Pero además es que he vivido en muchas ciudades. Aunque de todas, mi favorita es Sevilla, que la llevo en mi corazón. París es como un museo a cielo abierto. Nueva York, me encantaría vivir allí. Beijing fue genial, es una aventura.

– ¿Dónde estudiaste Arquitectura?
– Estudié Arquitectura en la Universidad de Sevilla. Realicé un año de Erasmus en Francia. Y me he formado en la Escuela Alemán, pensé que eran importantes los idiomas y me preparé el neerlandés, francés, inglés y alemán.

¿Cada cuánto vienes a Sevilla?
– Trato de venir por lo menos tres veces al año. Navidad, Semana Santa, primavera y verano.

– ¿Qué extrañas de Sevilla?
– Extraño a mis padres, mi familia, mis amigos. La ciudad y el clima también, sobre todo el clima.

– ¿Qué es Sevilla para ti?
– Sevilla es calor, buen vivir.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here