De las manos de las monjas a los vecinos de Marchena

La muestra de dulces de convento de Marchena lleva a la Plaza del Ayuntamiento lo mejor de las delicias que elaboran las monjas del pueblo.

0
96

Fermín Cabanillas. “Productos elaborados de forma artesanal en el obrador del monasterio de La Purísima Concepción (Santa María) Marchena, Sevilla. España”. Así reza este mensaje que se puede leer en la web del convento marchenero. Dos de los conventos del pueblo, en estos días, sacan a la calle sus delicias para ponerlas a la venta en la Plaza del Ayuntamiento.

Como bien recuerda este convento, “la compra de estos productos no solo le permitirá conocer una parte muy importante de la gastronomía de nuestro país, sino que con ello contribuirá al sostenimiento de las hermanas del convento”.

“Manos de ángel tienen las monjas para hacer dulces, de ángeles entendidos en repostería, licenciados por el cielo para trabajos tan terrenales. “Ora et labora”, es decir, rezan y trabajan las monjas como antiguamente”. En realidad, es una frase que se podría aplicar casi a cualquier convento del que salgan delicias como las que se pueden comprar en estos días.

Y es que, “los pasteles de las monjas tienen el toque humano de sus manos limpias y la gracia de su ángel casero supervisando la masa y las esencias para hornear los dulces en su punto exacto. Los dulces de las monjas no saben a fábrica, a industrialización. Saben a casa y horno de pueblo con algo de cielo”. Y es así.

La delegada de Turismo, Teresa Jiménez, en la actividad.

Hasta el Viernes de Dolores, los marcheneros pueden colaborar con los conventos del municipio mediante la compra de sus dulces típicos de Cuaresma. Para ello, solo tendrán que acudir a la Plaza del Ayuntamiento y elegir entre la variedad de dulces que ofrecen las hermanas de los conventos de Santa María y San Andrés.

Solo hay que acudir con mascarilla y tener paciencia en la cola mientras se es atendido. Salvada la apertura este miércoles, el jueves 25 se podrá acudir de 10.00 a 13.00, y el viernes de 17:00 a 19:00 horas.

Además, por cada 20 euros de compra (por convento) se podrán llevar a casa una taza personalizada. Eso sí, hasta final de existencias. Se han dispuesto 200 unidades por parte de la empresa local Noblemix, pero vista la afluencia de personas, lo más seguro es que se queden cortas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here