Descubren una guardería clandestina en Sevilla en la que había 12 niños

En el interior del inmueble, los agentes contactaron con los propietarios de la vivienda, una mujer de 39 años y un hombre de 45.

0
481
clinica santa isabel

Redacción. Agentes de la Policía de Sevilla han suspendido la actividad de una guardería clandestina en pleno casco antiguo de Sevilla, donde 12 niños se encontraban al cuidado de varias personas sin cobertura legal ni medidas de protección frente al COVID-19.

Según ha informado la Policía en sus redes sociales oficiales, a primera hora de este jueves, agentes de la Unidad de Policía Turística observaron un importante trasiego de adultos, que entraban acompañados de menores, en un inmueble que, al parecer realizaba labores de guardería.

En el interior del inmueble, los agentes contactaron con los propietarios de la vivienda, una mujer de 39 años y un hombre de 45.

Vivienda sin muebles

Se trata de una vivienda completamente desamueblada, y en su salón se encontraban siete menores de seis años, sentados y tumbados en el suelo, sin guardar la distancia de seguridad entre ellos, y junto a estos menores estaba una mujer de 27 años que decía estar contratada verbalmente por los propietarios del inmueble para servicio doméstico y para cuidar niños, al tener titulación de Educación Infantil.

En otra de las habitaciones, cinco menores de unos 8 o 9 años de edad, sentados alrededor de una mesa realizando tareas educativas, sin protección y sin guardar distancia de seguridad, junto a un varón de 42 años.

Sin licencia

El establecimiento no dispone de licencia ni autorización por parte del Ayuntamiento ni por la Junta de Andalucía para el ejercicio de esta actividad educativa.

En una de las habitaciones, la que pudiera ser cocina de la vivienda, había una mesa con frutas, pan y envases de comidas preparadas careciendo de refrigeración, con cuatro vasos para el total de los menores.

Inspección

En la inspección realizada, los agentes pudieron observar como carecían de guantes, geles hidroalcohólicos, extintores, botiquín de primeros auxilios, cartelería, etc.

Los agentes ordenaron la suspensión de la actividad. Iniciaron los correspondientes expedientes sancionadores por los diferentes incumplimiento. Dieron traslado de lo ocurrido a las diferentes administraciones competentes en el asunto. Comunicaron tanto incumplimientos por no respetar las medidas establecidas en el estado de alarma, como por el ejercicio de la actividad educativa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here