Diez librerías sevillanas (de muchas) para visitar en el Día del Libro

Cada una destaca por su oferta, originalidad o por las actividades que realiza aprovechando su espacio.

Fermín Cabanillas. Es 23 de abril, una excusa como otra cualquiera para ir a una librería. La provincia de Sevilla cuenta con una amplia oferta, tanto en la capital como en sus pueblos. El siguiente decálogo no recoge a las mejores, porque ese es siempre un dato subjetivo, pero sí diez ejemplos de lugares que hay que visitar, preservar y cuidar.

Librería Verbo.

1.- Librería Verbo. Calle Sierpes, 25. Sevilla

Tras 111 años funcionando el Teatro Imperial, se puso en marcha esta librería en la calle Sierpes 25 de Sevilla.




No es sólo un lugar para comprar libros, sino también para amantes de la fotografía, e incluso en su parte más alta, lo que era el gallinero en los tiempos del teatro, cuenta con una zona dedicada específicamente a libros de bolsillo a precios más económicos.

Una buena excusa aunque sólo sea para ver el lugar por dentro.




La Jerónima.

2.- Librería La Jerónima. Calle Jerónimo Hernández, 14. Sevilla.

Nació como una asociación para promover el consumo de productos artesanales y de cercanía, y se ha convertido en una librería de referencia.

Para los amantes de la cerveza artesanal, se puede degustar mientras se ojea el libro elegido.

El Gusanito Lector.

3.- El Gusanito Lector. Calle Feria, 110. Sevilla.

Su nombre ya avisa de que no estamos ante un lugar normal a la hora de comprar libros.

Se trata de un sitio que, además de tener estanterías llenas de libros, como debe ser, organiza, entre otras cosas, clubes de lectura, concurso de relatos y presentaciones de libros infantiles.

Son algunas de las actividades que organiza esta librería, que recuerda esas librerías de películas como ‘Tienes un e-mail’, donde lo que importa, sobre el negocio, es dar un servicio original

A los niños, les encanta, eso sí.

Librería de Ultramar.

4.- Librería de Ultramar. Calle Narciso Campillo, 4. Sevilla.

Un lugar especialmente pensado para los que, igual que en la película Notting Hill, buscan un sitio donde encontrar libros especializados en viajes por todo el mundo.

El nombre del local ya da más de una pista.

La Botica.

5.- Botica de Lectores. Calle Asunción, 15. Sevilla.

Su nombre evoca aquellos establecimientos de toda la vida, en los que, con la base de una farmacia, había de todo.

En esta librería de la calle Asunción hay incluso un espacio para que los niños se sienten al fondo rodeados de sus libros, para sentarse a leerlos y pasar un buen rato rodeados de cultura.

Se trata de meterles la afición por las letras en su mente desde pequeños. Y lo consigue.

Librería Anteo.

6.- Librería Anteo. Avenida de España, 88. Dos Hermanas.

Parte de la base de que un lugar como una librería no puede ser sólo un sitio donde se vendan libros.

En Anteo, aparte de ese servicio básico, se puede acudir a ese acto tan curioso y personal siempre se ver cómo un autor presenta su libro ante un reducido pero ameno grupo de personas.

Se trata no sólo de comprar libros, sino también de verlos de cerca, ojearlos y, si hace falta, sentarse cómodamente a ver qué ofrece ese conjunto de hojas y letras.

Librería Término.

7.- Librería Término. Calle Pescadería, 2, Alcalá de Guadaíra.

Su espíritu es claro: no se trata de ser solo una librería, sino de ayudar a la cultura del lugar donde se está trabajando.

Su fondo estará compuesto por una selección basada en la narrativa contemporánea, clásicos indispensables, más una sección de literatura infantil y juvenil que incluya álbum ilustrado, narrativa juvenil, novela gráfica, etc.

El local de la librería cuenta con distintos ambientes, a gusto del consumidor.

Librería Prisma.

8.- Librería Prisma. Calle Navarro Caro, 5. Tomares.

En el corazón de Tomares, Prisma envuelve al visitante en un espacio donde no sólo encontrar libros, sino también asesoramiento en cultura.

Es uno de los puntos indispensables para comprar o consultar libros en el corazón del Aljarafe.

Además, es uno de los colaboradores esenciales para que la Feria del Libro de Tomares sea un éxito a nivel nacional, ayudando con su labor a que esa cita se consolide con público de todos los niveles.

Librería Santa María.

9.- Librería Santa María. Calle Carretero, 25. Coria del Río.

Porque no todas las librerías tienen que ser iguales, este local coriano cuenta con libros filosóficos,  instructivos o incluso científicos.

Es un punto casi de obligada lectura para incluso amantes de la ciencia ficción.

Su lema, lo dice todo: “Un libro está hecho para acompañarnos durante toda la vida. ¿Hay algo más bonito que leer?”.

El Pequeño Quijote.

10.- Librería El Pequeño Quijote. Avenida de la Ermita, 1 local 7. La Rinconada.

Hay lugares que parece que cuando les pusieron el nombre ya dejaron claras sus intenciones.

En La Rinconada existe este rincón para los amantes de la lectura, que complementa su oferta con material de papelería de todo tipo.

Para pequeños y mayores, un sitio para emular a la obra de Cervantes y dejarte llevar por un libro.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.