El colegio San José Obrero de la Macarena estrena camino escolar seguro

Más de 800.000 euros se han invertido en este colegio.

0
1

Redacción. El alcalde de Sevilla, Antonio Muñoz, ha ratificado, en el marco de los actos de la Semana de la Movilidad, el compromiso del Ayuntamiento de Sevilla con los caminos escolares seguros en su visita al Centro de Educación Infantil y Primaria (CEIP) San José Obrero, donde se ha culminado la peatonalización del acceso a través de la calle Verano y se «ha consolidado» una nueva experiencia de itinerarios escolares seguros con la participación de toda la comunidad educativa, el Área Municipal de Movilidad, la Subdelegación del Gobierno en Sevilla, la Dirección General de Tráfico (DGT) y el Distrito Macarena.

Más de 800.000 euros se han invertido en este colegio en los últimos meses en iniciativas relacionadas con la eliminación del tráfico en las proximidades o la priorización de la movilidad peatonal o en transporte público, así como en otros proyectos relacionados con la eficiencia energética para mejorar el confort climático del edificio.

«Queremos una ciudad que proteja a sus menores, que piense en sus familias y que favorezca una transformación en los modelos de movilidad desde la etapa escolar. El objetivo es que los centros educativos tengan caminos escolares seguros y convertir Sevilla en una ciudad amable y habitable para los niños y sus familias. Culminamos de esta forma un modelo de participación en el que los escolares van a llegar con mayor seguridad a los colegios con la colaboración de toda la comunidad educativa y de los agentes sociales de los barrios, como los comerciantes y hosteleros», ha destacado Muñoz.

Concretamente, las actuaciones han consistido en la peatonalización del acceso de la calle Verano mediante una inversión de 70.000 euros consensuadas con la comunidad educativa, que han generado una plaza peatonal diseñada para el tránsito y la estancia de niños y familias «sin riesgo de conflicto con coches, sobre todo, en los horarios de entrada y salida». La actuación también ha permitido ampliar la acera izquierda de esta vía, la más próxima al colegio, para facilitar el acceso de personas con diversidad funcional que ahora sí pueden transitar con sillas de ruedas y similares, lo que beneficia a diversos escolares matriculados.

Además, en el proyecto se han incluido nuevas zonas verdes con la creación de jardines y plantación de arbolado, un nuevo aparcabici que amplía la oferta existente y una zona de juegos infantiles para incentivar la estancia. Las actuaciones incluyen un nuevo cruce semafórico en la intersección de la vía con la Avenida de San Lázaro. En colaboración con la Dirección General de Tráfico y la Subdelegación del Gobierno se ha ultimado, además, un programa específico de sensibilización y concienciación del alumnado que ha venido desarrollándose durante los últimos meses para fomentar el desplazamiento peatonal o en transporte público al centro.

A través de la iniciativa denominada «la serpiente de la movilidad» se ha concluido un proyecto que partía del análisis del domicilio de todo alumnado, las rutas y horarios utilizados y la cooperación del entorno con pruebas prácticas para determinar las rutas más seguras. Este proceso previo culminó en el diseño de una serie de itinerarios que ya se encuentran plenamente en uso con las correspondientes serigrafías y señalizaciones para que los escolares lleguen al cole de forma segura.

En los últimos años se han concretado en este sentido experiencias similares en colegios como el Pedro Garfías (Macarena), Sor Ángela de la Cruz y Altos Colegios Macarena (Casco Antiguo), María Zambrano (Norte) y en Santa Clara más recientemente. El establecimiento de estos itinerarios se relaciona con la estrategia de ciudad en 20 minutos de descentralización de los servicios públicos en los barrios y distritos de la ciudad en función del PACES, del Horizonte 2030 y de los Objetivos de Desarrollo Sostenible vinculados a la educación, la igualdad de oportunidades y la sostenibilidad.

Por otro lado, en el CEIP San José Obrero se ha ejecutado una inversión de 700.000 euros en la rehabilitación energética del colegio con la renovación de la fachada, las cubiertas y los cerramientos para favorecer el confort térmico, el ahorro energético y la reducción de emisiones. Se trata de uno de los colegios donde se ha realizado una mayor inversión de toda la ciudad tras la instalación de este sistema de aislamiento térmico exterior sobre envolvente que viene acompañado de ventilación en aulas y actuaciones de mejora de iluminación en zonas comunes. En total, son 21 los centros beneficiados por la inversión histórica de este año por parte del Ayuntamiento en mejoras con más de 14 millones de euros, de los que 11,2 se destinaron al confort climático.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here