El Cuarto Alto de los Reales Alcázares reabre al público después de 15 meses

Su reapertura se suma a la de otras estancias que poco a poco han ido reabriendo conforme han ido cumpliendo las condiciones de seguridad sanitaria exigidas.

0
38
El alcaide del Real Alcázar de Sevilla, Román Fernández-Baca y la presidenta de Patrimonio Nacional, Llanos Castellanos, junto al delegado del Gobierno en Andalucía, Pedro Fernández y la directora del Real Alcázar, Isabel Rodríguez, durante una visita para conocer los trabajos realizados por Patrimonio Nacional entre 2020 y 2021 en la restauración de los retablos 'La presentación de la Virgen en el Templo' y de 'La Inmaculada Concepción'.

Redacción. El Real Alcázar de Sevilla, en coordinación con Patrimonio Nacional, reabrirá a lo largo del mes de junio el Cuarto Real Alto para la visita pública. Este espacio del Palacio ha permanecido cerrado durante 15 meses debido a la pandemia por el Covid-19 y reabre ahora coincidiendo con una mejora de la situación sanitaria y con la progresiva llegada de visitantes a la ciudad.

El alcaide del Real Alcázar de Sevilla, Román Fernández-Baca ha destacado que la reapertura del Cuarto Real Alto se enmarca “en esa lógica permanente de que el Real Alcázar sea un sitio abierto a los visitantes y a los sevillanos”. Por su parte, la presidenta de Patrimonio Nacional ha señalado que “con esta apertura, los turistas podrán disfrutar de su visita de una forma más completa, al poder acceder de nuevo a la parte superior del que en su día fue el Palacio de Pedro I”.

Un lugar para la realeza

El Cuarto Alto del Real Alcázar de Sevilla es la residencia oficial de los Reyes de España cuando visitan la capital hispalense. De la época almohade (siglo XII), este espacio es un crisol de elementos arquitectónicos nazaríes, toledanos, califales y almohades. Además, cuenta con representaciones y superposiciones de todas las épocas, aunque predomina la imagen mudéjar y renacentista.

Este complejo comprende diversas salas entre las que destacan: la cámara oficial o de audiencias, que conserva sus arquerías originales; el dormitorio del rey Don Pedro, con un increíble artesonado; el mirador de los Reyes Católicos, de influencia granadina y con una de las mejores vistas de todo el Alcázar; y el oratorio de los Reyes Católicos, joya del inicio del Renacimiento. Es testigo de su paso el amueblamiento decimonónico, en el que destacan magníficos tapices de las Colecciones Reales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here