El Día de la Música abre San Luis de los Franceses al proyecto de las Orquestas Inclusivas

25 músicos no profesionales interpretarán un concierto al que se accederá por invitación que puede retirarse de las taquillas del Conjunto Monumental.

Las entradas se pueden recoger desde el martes 16 en la taquilla.

Redacción. La celebración del Día Internacional de la Música el próximo viernes 21 va a ser el motivo que ponga el Conjunto Monumental de San Luis de los Franceses al servicio de un proyecto, que une el arte y el compromiso social: el de las Orquestas Inclusivas, concebido y con casi ocho años de maduración, por el músico, director de orquesta, compositor y arreglista sevillano, Pedro Vázquez.

Una celebración que tendrá lugar el viernes 21, a partir de las 21.00 horas, cuando 25 músicos no profesionales, integrantes de Orquestas Inclusivas y bajo la batuta de Vázquez, interpreten un concierto en la Capilla Doméstica de San Luis de los Franceses, al que van a tener acceso los 110 espectadores que constituyen el aforo del espacio, por rigurosa invitación, que se puede retirar (dos por persona) a partir del 20 de junio, en el horario convencional de taquillas del Conjunto Monumental, hasta completar dicho aforo.

Para conocer los pormenores del proyecto e informar sobre el concierto en San Luis, el presidente de la Diputación de Sevilla, Fernando Rodríguez Villalobos, ha recibido en la Sede Provincial a Vázquez, un encuentro al que se ha sumado la diputada provincial de Cultura y Ciudadanía, Rocío Sutil, así como músicos integrantes y los responsables de los patrocinadores que lo respaldan: Antonio Retamero, de la Fundación Andalucía Tecnológica (Funddatec); Alberto Máximo Pérez Calero, presidente del Ateneo de Sevilla; Ana Portijas, de BBVA; María José Ruiz, de Asociación El Colibrí.




“Un patrimonio monumental de la entidad, la historia y la belleza de San Luis de los Franceses forma parte del imaginario de las sevillanas y sevillanos y, por eso, se convierte en un referente cargado de contenidos y sugerencias, que puede servir de imagen icónica y carta de presentación de las Orquestas Inclusivas, proyecto que defiende el compromiso con la inclusión, no como objetivo, sino como camino para derribar prejuicios sociales ante cualquier diferencia, un proceso en el que las administraciones debemos implicarnos sin buscar el protagonismo, sino aportando nuestro apoyo y refuerzo”, ha dicho Villalobos durante su conversación con Pedro Vázquez y los patrocinadores.

“El Día Internacional de la Música nos sirve para dar a conocer, en un marco tan privilegiado como es la Capilla Doméstica de San Luis, el proyecto Orquestas Inclusivas para la Integración social, en las que están representados estratos sociales muy diferentes: chicos y chicas con sus padres y madres, jóvenes y adultos con capacidades diferentes, etc. Buscamos ofrecer un espacio de relación e intercambio y convivencia cooperativos a través de la música, para crear una comunidad de personas comprometidas con la transformación social’, explica por su parte Pedro Vázquez.




Según el fundador de Juventudes Musicales en diversos municipios sevillanos y actual presidente de Juventudes Musicales de Andalucía, y fundador y director artístico de la Orquesta Sinfónica Joven del Aljarafe, “en las Orquestas Inclusivas no hay que referenciar tanto el valor artístico, porque éste revierte en el valor social. Se trata de dar voz y visibilizar en la sociedad el concepto de inclusión, para la participación en la misma de toda la Comunidad, y que Arte y Cultura sean herramientas para la igualdad de oportunidades. Herramientas que puedan mejorar la calidad de vida de todas las personas, atendiendo a la individualidad y la diversidad dentro del colectivo, a través de una educación inclusiva y equitativa”.

Este creador pone el acento en “la sensibilización y aceptación de la diversidad como una riqueza de la comunidad, ya que todos somos susceptibles de ser integrados, y en un concepto amplio de “inclusión”, que va más allá de la atención a ciertas personas con necesidades especiales a las que hay que dotar de apoyos, para emerger como un modelo en el que, tanto los agentes educativos como los agentes sociales, estén comprometidos en lograr una mejora social integral”. “En resumen”, concluye Vázquez, “el objetivo es hacer de la música un medio de intervención y cambio social, de forma que cale el concepto de “sostenibilidad” también en el campo de lo social y alcancemos nuevas posibilidades de solidaridad”.

La Diputación colabora con Pedro Vázquez desde 2013 en otro de sus programas, Proyecto Luna, que incluye música, práctica instrumental, expresión corporal y artes plásticas, con el objetivo de ofrecer a más de 2 mil niños la oportunidad de hacer música y compartirla, junto a los valores sociales, con familia y público en un espectáculo final anual.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.