El futuro dispositivo de emergencia para salvar vidas de motoristas tiene sello sevillano

Tres emprendedores diseñan un dispositivo eCall para motos capaz de detectar accidentes sobre dos ruedas y avisar de inmediato a los servicios de emergencias.

Fernando, Beatriz y Jesús son los creadores de LiveLink Motor.

Ana Rodríguez. Más de 200 motoristas fallecen en las carreteras españolas cada año, una cifra terrible que es necesario conocer y atajar. Hace un lustro, uno de los conductores que dejaba su vida en el asfalto era amigo de Jesús Carnerero de Pablo-Blanco, Fernando Olea Comas y Beatriz Martín Morel, los fundadores de la startup sevillana LiveLink Motor. A raíz de este luctuoso hecho, estos tres emprendedores quisieron hacer algo para mejorar la seguridad de los motoristas, naciendo un hermoso proyecto cuya noble finalidad es salvar vidas.

Beatriz y Jesús se conocieron en una competición de la Universidad de Sevilla, donde ambos cursaban ingeniera, ella Aeroespacial y él Industrial. Jesús y Fernando, doble graduado en Derecho y Finanzas y Contabilidad, eran amigos de toda la vida, y al final el primero hizo de nexo y los tres se encontraron. Cuando perdieron a su amigo en común en un accidente de tráfico, nació la idea de crear un dispositivo para motos que alertara automáticamente a los servicios de emergencia cuando detectara un accidente. Intentaron poner en marcha el proyecto en varias ocasiones, pero ha sido este 2019 cuando han logrado materializarlo.

Han creado un dispositivo que mejora la seguridad de los motoristas.

Comenzaron a plasmar su iniciativa en una mesa de coworking del Vivero Aeronáutico de la Cámara de Comercio de Sevilla hace menos de año y medio y ahora son un equipo de 12 personas con perfiles técnicos muy diversos. Entre ellos se encuentran desde ingenieros de cloud computing a arquitectos de Sistemas, pasando por ingenieros en Telecomunicaciones expertos en Radiofrecuencia y en Telemática, electrónicos robóticos, de Sistemas…




Según apunta Jesús Carnerero, “ha sido un crecimiento muy rápido, pero imprescindible si queríamos conseguir hitos importantes en un corto plazo de tiempo. Pensamos que este crecimiento viene promovido porque realmente el proyecto tiene un fin mayor, que es salvar vidas en carretera, con un equipo comprometido con ello y dispuesto y encantado de asumir retos y de demostrar que los hitos se pueden conseguir”.

El equipo de LiveLink está compuesto por 12 personas.

A su iniciativa la han bautizado como LiveLink eCall, un dispositivo compatible con todos los modelos de motos y de fácil y rápida instalación por el propio usuario. Esta herramienta realiza, como explica Carnerero, “va realizando un muestreo a alta frecuencia de todos los datos de la conducción y, en base a unos estados, va haciendo una comparativa. En caso de detectar que la conducción ha sido anómala o que ha surgido algún evento anómalo, catalogaría su severidad –de un nivel 0 a un 4 como máximo- y lanzaría la llamada a Emergencias“. Este aviso incluiría información clave relativa al accidente como la hora, ubicación exacta y gravedad, además de todos los datos médicos del accidentado.




Uno de los grandes retos de este proyecto es evitar los falsos positivos“, explica Carnerero, es decir, “falsas llamadas de emergencia. Una falsa llamada implica malgastar tiempo y medios. El muestreo de datos y el uso de tecnologías es necesario e importante para evitar las falsas llamadas o falsos positivos”.

Están alojados en el vivero de empresas de la Cámara de Comercio.

El desarrollo de LiveLink eCall, de una elevada complejidad técnica, ha sido posible gracias a la conjunción de tres tipos de tecnología: la conectividad (Biotech o Internet de las Cosas) que te permite conectarte y tener información de un dispositivo en remoto; la monitorización de grandes datos (Big Data) y el aprendizaje en base a la recogida de datos (Machine Learning).

A raíz del desarrollo de esa tecnología, los emprendedores sevillanos vieron claro que podían aplicarla en otros servicios, abriendo con ello otras líneas de producto que son la antesala del dispositivo que detecta accidentes. Nacía así Komoby City, un dispositivo inteligente con sistema antirrobo y localización GPS que se gestiona a través de una aplicación en el teléfono móvil (para IOS y Android); y Komoby Pro, que implementa el anterior incorporando además la telemetría o recogida de datos durante la conducción y el registro de rutas.

El dispositivo es sencillo de instalar y recoge los datos de la conducción.

Por otro lado, LiveLink Motor participa actualmente con associate partner de sAFE112, el proyecto europeo para definir la estandarización y las certificaciones de los sistemas eCall en motos, una tecnología que los coches llevan por obligación de serie desde el 31 de marzo de 2018. “Es un consorcio de grandes empresas donde participan todas las marcas de fabricantes de motos y también los distintos actores necesarios para el desarrollo de este proyecto, ya sean otras empresas de telemática, de infraestructuras de seguridad y de telecomunicaciones y también empresas tan conocidas como Bosch”, apunta el CEO.

Ante un accidente, eCall hace una llamada a Emergencias.

Así pues, todo apunta a que en un futuro no muy lejano habrá una normativa que obligue a los fabricantes de motos a llevar un dispositivo eCall para poder comercializar su producto. “No se sabe una fecha fija, pero se está trabajando en ello para que todo pueda estar listo en el momento que se ajuste para poder implementarlo“, destaca Carnerero.

La ambición de esta iniciativa y su enorme proyección a nivel internacional no ha pasado desapercibida, siendo diversos los organismos que ya han reconocido la valía de la propuesta. De este modo, LiveLink fue uno de los cuatro finalistas de Venture On The Road Sevilla y ganador del segundo premio en la categoría de proyectos de AtrEBT!, concurso de la Universidad de Cádiz. También recibió el primer premio como mejor startup tecnológica de Linares Be Digital y como mejor iniciativa empresarial de AJE Sevilla y Aje Andalucía 2019, representando a Andalucía en los premios nacionales de la Confederación Española de Asociaciones de Jóvenes Empresarios.

Jesús Carnerero de Pablo-Blanco recoge el premio a la Empresa Joven de la Cámara de Comercio de Sevilla. / Foto: Raúl Doblado.

El último premio que estos emprendedores han recibido es el de Empresa Joven que concede la Cámara de Comercio de Sevilla, un galardón que han recibido entusiasmados. Como reconoce Jesús Carnerero: “después de que otros años le hayan dado este premio a empresas de gran calibre como Universal DX, o a otras tan consolidadas como Grupo Azvi o Aernnova, ha sido un orgullo y nos sentimos muy agradecimos a la Cámara de Comercio, tanto por habernos dado el premio, como por habernos dado cobijo en su vivero de empresas de Aerópolis. Nos han visto nacer, desde que estábamos simplemente los fundadores en una mesa de coworking, hasta el día de hoy”.

Pero el verdadero premio que le gustaría recibir a Jesús, Fernando y Beatriz es una simple “gracias” de algún cliente que haya podido salvar su vida en carretera gracias a su invención. Sin duda, el mejor regalo y un tributo a aquel amigo que les inspiró.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.