El Macarena cumple 11 años de desensibilizaciones de quimioterápicos a enfermos con cáncer

Este procedimiento permite a pacientes oncológicos y alérgicos recibir de forma segura el tratamiento más eficaz.

0
2

Redacción.  La reacciones alérgicas a los medicamentos es una realidad relativamente común. Un 15% de la población ha presentado alguna hipersensibilidad a medicamentos a lo largo de su vida. En algunos casos los fármacos de los tratamientos son sustituibles por otros de eficacia similar. Sin embargo hay ocasiones donde las terapias alternativas conllevan contrapartidas sustanciales en los pacientes.

La progresión de la enfermedad, el empeoramiento de la calidad de vida y la disminución de la supervivencia de la persona no son cuestiones menores y hacen que esos tratamientos no sean una opción. Es el caso de las personas alérgicas a medicamentos biológicos y/o quimioterápicos que deben someterse a un tratamiento contra el cáncer.

Para propiciar la tolerancia temporal a este tipo de terapias de vital administración, el Hospital Universitario Virgen Macarena ha realizado en estos últimos 11 años más de 600 desensibilizaciones. La desensibilización a un medicamento permite administrar a un paciente, de manera segura y temporal, el fármaco al que es alérgico. Un procedimiento que ha permitido la administración de tratamientos biológicos y/o quimioterápicos a este tipo de pacientes con cáncer.

Unidad de Desensibilización del servicio de Alergología

Este procedimiento desarrollado en la Unidad de Desensibilización del servicio de Alergología, unidad compuesta por un equipo multidisciplinar de profesionales sanitarios, ha permitido a estas personas recibir de forma segura el tratamiento más eficaz para combatir una enfermedad oncohematológica. La necesidad de la rápida aplicación de estas terapias implica una asistencia alergológica preferente a pacientes con este perfil.

En concreto el procedimiento de desensibilización a un mediamento se basa en “la reintroducción gradual de pequeñas cantidades del fármaco causante de la reacción administrándolo en periodos cortos de tiempo (4-12 horas), hasta alcanzar la dosis terapéutica. La tolerancia obtenida es temporal, cuando se interrumpe el tratamiento la hipersensibilidad reaparece”, afirma Amparo Conde, facultativa responsable de la citada unidad.

Hoy, hace justo 11 años, el Hospital Universitario Virgen Macarena realizaba la primera desensibilización a un paciente con cáncer de próstata.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here