El Macarena implementa las medidas del Proyecto TEAM de mejora asistencial a pacientes con asma grave

Las Unidades de Asma del centro están incorporando entre sus prácticas clínicas los estándares de calidad que postula este estudio, reforzando, debido a la actual pandemia, la teleconsulta.

0
2

Redacción. El Hospital Universitario Virgen Macarena está implementando en sus Unidades de Asma del servicio de Neumología y Alergología, los estándares de calidad identificados en el Proyecto TEAM (Trabajo en Equipos de Asma Multidisciplinares). Un trabajo de investigación en el que participaron varios profesionales del centro sanitario, y que fijó 22 medidas de alto impacto en la salud de pacientes con asma grave no controlada de factible aplicación en los circuitos asistenciales.

Los participantes del centro sanitario en la elaboración del Proyecto TEAM fueron en concreto, Ana Gómez-Bastero (Neumología), Vicente Merino (Farmacia Hospitalaria) y Julio Delgado (Alergología), todos miembros de la Comisión Multidisciplinar de Asma, órgano del Hospital Universitario Virgen Macarena encargado de realizar valoraciones conjuntas de pacientes que presentan asma grave no controlada o de difícil control.

En la implementación de estas medidas, que prioriza prácticas para una atención sanitaria más personalizada y eficaz de este tipo de pacientes, la situación actual de pandemia ha obligado al centro sanitario a reforzar aspectos inicialmente no tan destacables en este estudio como es la atención mediante teleconsulta. El próximo paso será incluir la telemonitorización, que consiste en realizar en el domicilio diferentes cuestionarios de seguimiento y pruebas como la espirometría.

Importancia de colaboración entre especialidades

Entre otras cuestiones, este trabajo de investigación puso de relieve la importancia de la colaboración entre especialidades para el control de la enfermedad y lo trascendente de la coordinación sanitaria para facilitar un abordaje multidisciplinar del paciente con asma grave no controlada. En este sentido, la investigación abogaba por establecer vías de comunicación prácticas, accesibles e integradas entre profesionales sanitarios.

Más allá de la mejora de la fluidez del circuito asistencial, este estudio también identificó la necesidad de potenciar la corresponsabilidad del paciente en su proceso de salud, para que éste pueda controlar mejor su patología desde el conocimiento.

“Esa labor educativa de los profesionales sanitarios permitirá empoderar a los pacientes en la toma de decisiones de su enfermedad, pero para ello es fundamental un esfuerzo en formación al usuario que incluye una adecuada información, el adiestramiento en el uso de inhaladores, el conocimiento de los desencadenantes de una crisis de asma y el automanejo de la misma”, asevera la doctora Ana Gómez-Bastero, responsable, junto con la doctora Cristina Benito, de la Unidad de Asma del servicio de Neumología del Hospital Universitario Virgen Macarena.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here