El neurólogo del Virgen del Rocío Francisco Moniche, premio europeo a la excelencia en la atención al ictus

Lidera un equipo de especialistas que está desarrollando nuevas pautas de tratamiento precoz para minimizar las secuelas que pueden padecer los pacientes.

0
2

Redacción. La Sociedad Europea de Ictus (ESO) y la Iniciativa Angels han premiado con los Premios Espíritu de Excelencia al especialista en Neurología Francisco Moniche por su trabajo con los pacientes con ictus, una enfermedad que constituye la segunda causa de muerte y la primera causa de incapacidad en los países desarrollados. Gracias a la coordinación de un equipo multidisciplinar de especialistas del Hospital Universitario Virgen del Rocío, atienden a una población de referencia de 2,5 millones de habitantes, a la vez que siguen apostando por la investigación y el desarrollo de la red de ictus en esta área.

Esto hace que los profesionales que atienden esta patología estén cada vez más especializados. De hecho, el Dr. Moniche ha sido galardonado por su compromiso con la mejora de la atención de la enfermedad cerebrovascular en España. Lidera un equipo que está desarrollando del sistema QM para ictus, con el objetivo de la mejora de los tiempos de actuación y acceso a tratamientos en fase aguda y la vuelta a la marcha en pacientes con ictus cuando se encuentran en una fase subaguda, esto es, días después de sufrir el accidente cerebrovascular. Todo ello, junto a la rehabilitación interdisciplinar y el control de otros factores relacionados.

13 profesionales

Un total de 13 profesionales de la salud de toda Europa fueron nominados para acudir al evento para el Premio Espíritu de Excelencia, que se otorga anualmente, recibiéndolo cinco profesionales, con el objetivo de reconocer la excelencia con la que atienden el ictus y su contribución para elevar el estándar de excelencia de los hospitales en los que trabajan. Otro de los fines de estos premios es destacar la labor de todos aquellos profesionales que velan por la seguridad de sus pacientes. Los ganadores se anunciaron en un evento en vivo en el European Stroke Organization Conference (ESOC), celebrado en Lyon, Francia.

El ictus es un tipo de enfermedad cerebrovascular caracterizada por una brusca interrupción del flujo sanguíneo al cerebro, en el caso del ictus isquémico, o un derrame, en el caso del hemorrágico. En ambos casos, pueden quedar afectadas las funciones del sistema nervioso central, originando una serie de síntomas variables en función del área cerebral afectada, como son adormecimiento o parálisis de la mitad del cuerpo, confusión repentina y dificultad para hablar, dificultad de visión repentina, inestabilidad, disminución del nivel de conciencia o aparición de dolor de cabeza de forma brusca, entre otros.

Patología

Esta patología representa un problema de salud grave, con gran impacto sociosanitario, siendo el problema neurológico grave más frecuente. Uno de los principales problemas del ictus es las secuelas que produce en términos de discapacidad física y cognitiva (es la primera causa de invalidez permanente en el adulto). Además, es la primera causa de mortalidad entre las mujeres y la segunda entre los hombres, provocando el 10% de la mortalidad total (13% mujeres y 8% hombres).

Cada año, unos 14.000 pacientes ingresan en los hospitales andaluces por un ictus. Alrededor de 1.000, en concreto, en la unidad de Ictus del Virgen del Rocío. En la mayoría de los casos, se desarrolla muy rápido causando una lesión cerebral en pocos minutos. Con menos frecuencia, los síntomas van incrementándose con el paso de las horas. En función del lado del cerebro que quede afectado, se producirán diferentes síntomas.

Para ayudar a la ciudadanía a detectar un ictus y para que exista posibilidad de actuar con rapidez en caso de que se dé en su entorno, la Consejería de Salud y Familias cuenta con un folleto, accesible desde la web de la Consejería (www.juntadeandalucia.es/salud), denominado El tiempo es cerebro. Llama al 061, con las claves para realizar una actuación rápida y, por ende, mejorar la supervivencia y las opciones terapéuticas de esta dolencia, puesto que los tratamientos más eficaces deben administrarse en las horas posteriores al accidente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here