El olímpico de la Cartuja espera al Barça y al ganador del Real Madrid-Athletic

El equipo de Ronald Koeman se ha clasificado tras superar a la Real Sociedad en una igualadísima semifinal resuelta en la tanda de penaltis.

0
90
El olímpico de la Cartuja espera al Barça y al ganador del Real Madrid-Athletic
clinica santa isabel

Fermín Cabanillas. El Barça jugará el domingo la final de la Supercopa de España en el Estadio Olímpico de la Cartuja. El equipo de Ronald Koeman se ha clasificado tras superar a la Real Sociedad en una igualadísima semifinal resuelta en la tanda de penaltis, en la que un inconmensurable Ter Stegen ha detenido dos de los cinco penaltis del conjunto vasco.

Antes, De Jong había adelantado al Barça en un duelo igualado más tarde por Oyarzabal. Ha sido una noche de emociones y gran fútbol, con final feliz para el Barça, que luchará por su 14ª Supercopa en el Olímpico de la Cartuja contra el ganador del Real Madrid-Athletic Club.

El duelo en el Nuevo Arcángel arrancaba con dominio txuri urdin. Sufría el Barça con la alta presión de la Real, que generaba peligro mediante Portu, Le Normand e Isak, que se ha topado con un decisivo Ter Stegen. Sin Messi, ausente por problemas físicos, el hombre más peligroso en ataque del Barça era Dembélé, que desequilibraba desde la banda derecha.

Han sido prácticamente 25 minutos de incomodidad culé. A partir de entonces, el partido ha cambiado. Con más balón, los de Ronald Koeman han sabido encerrar a la Real en su campo y generar peligro tras largas posesiones. Así ha estado a punto de llegar el gol de Braithwaite de cabeza tras un centro de Mingueza.

Así vivimos la semifinal

Minutos más tarde llegaría, ahora sí, la jugada del 0-1. Nuevamente Braithwaite hizo una gran maniobra hacia Griezmann, con un suave centro hacia De Jong.

Nada más arrancar la segunda mitad la Real Sociedad se encontró con un penalti a favor tras unas manos de De Jong. No perdonó Oyarzabal y la Real Sociedad, tras evitar un segundo gol de De Jong, se creció en busca de la remontada. El partido ha cogido velocidad y ambos equipos se han plantado en el área rival con más asiduidad que en el primer tiempo. La más clara ha sido para Dembélé.

El partido, sin tregua, se vio abocado a la prórroga, la primera del Barça desde la final de Copa de 2016 ante el Sevilla. La afrontaban con varios cambios ambos equipos. Koeman oxigenó el equipo con Trincão, Pjanic y Riqui Puig, pero fue nuevamente Dembélé quien disfrutó de la mejor ocasión durante el primer parcial de la prórroga. De nuevo, sin suerte. En el segundo tramo de la extra time ha sido Januzaj quien ha estado más cerca de marcar, pero un gigante Ter Stegen fue decisivo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here