El Plan de Accesibilidad de Alcalá incorpora nuevos proyectos de adaptación en la vía pública y en edificios

La Gerencia de Servicios Urbanos trabaja en una nueva remesa de proyectos para la adaptación de espacios en la vía pública, parques, paseos y edificios municipales, de modo que sean "accesibles" para que todas aquellas personas usuarias con movilidad reducida.

El delegado municipal de urbanismo pretende hacer de Alcalá una ciudad sin barreras.

Redacción. El Plan de Accesibilidad del Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra suma más proyectos de adaptación en la vía pública y edificios municipales, por lo que, después de la apertura definitiva del nuevo acceso al Ayuntamiento a mediados de septiembre, una vez finalizadas las obras de adaptación del vestíbulo, se completará un importante avance en el plan para la promoción de la accesibilidad y la supresión de barreras arquitectónicas.

Según ha informado el Ayuntamiento en un comunicado, la Gerencia de Servicios Urbanos trabaja en una nueva remesa de proyectos para la adaptación de espacios en la vía pública, parques, paseos y edificios municipales, de modo que sean “accesibles” para que todas aquellas personas usuarias con movilidad reducida.

El propósito es, según el delegado municipal de Urbanismo, José Manuel Rodríguez, “hacer de Alcalá una ciudad sin barreras”, por la que aquellas personas con movilidad reducida puedan valerse por sí mismas en el acceso a los servicios públicos o a aquellos espacios de encuentro ciudadano.




En este sentido, se ha manifestado la responsable municipal de Accesibilidad, María José Morilla, quien ha explicado que se trabajará para favorecer la vida de los vecinos, “con una Alcalá accesible que sea modelo de movilidad para sus habitantes”.

Sin barreras. En esta línea, “uno de los grandes avances” es el nuevo acceso al edificio consistorial de la plaza del Duque, con el que además se va a reforzar la Oficina de Atención al Ciudadano (OAC). Su construcción está financiada con fondos europeos del Programa Operativo Feder 2014-20.

Con dicho acceso se facilita la entrada a personas con movilidad reducida a la sede principal de la Administración local. De esta forma, destacan la solidez de la estructura creada, así como su integración en la fachada de un edificio histórico concebido en su origen como hospital.

Su diseño técnico se ajusta al vigente decreto 293/2009 sobre accesibilidad en las infraestructuras, el urbanismo, la edificación y el transporte en Andalucía. Se ha creado una rampa con 12 metros de longitud, necesarios para salvar el desnivel entre la calle y las dependencias municipales, construida en losa de hormigón entre el pórtico principal y la de entrada al público, con remate en una escalinata exterior que salva la altura entre la plaza y el interior del edificio. De este modo, se ha eliminado también la diferencia de altura entre el recibidor, el patio del Ayuntamiento y la OAC.

Además de los trabajadores municipales, más de un centenar de personas acceden a diario al Ayuntamiento para trámites ante la OAC. Del total, se calcula que al menos el 25 por ciento va a acceder por la rampa al tener su movilidad reducida, personas con algún tipo de discapacidad que entran con silla de ruedas, andadores o provistas de carritos para bebés o de la compra, en su mayoría.

Adaptación. Desde su puesta en marcha el año pasado, Alcalá ha adaptado plazas de estacionamiento y una veintena de pasos de peatones, a los que se ha realizado el rebaje y la señalización necesarias, dentro del citado plan de accesibilidad.

En el ámbito de las vías públicas, la promoción de la accesibilidad y eliminación de barreras arquitectónicas se centra en la adaptación de pasos de peatones y aceras en calles y plazas, con especial hincapié en aquellos casos reclamados por vecinos con movilidad reducida para quienes estas reformas están suponiendo “una importante mejora en su calidad de vida”.

En el marco del Plan Supera VII se van a realizar obras para la eliminación de barreras arquitectónicas en Pablo VI, concretamente en las calles Ascalón, Jezrael, Galilea, Gades y Jesús Nazareno. También se mejorará el acceso a la residencia de mayores Guadaíra por la zona de estacionamiento en la calle Escultor Gregorio Fernández, y en la calle Cantillana, detrás de Malasmañanas, se marcará un itinerario accesible entre los dos tramos de la calle, además de entradas desde el entorno a la plaza anexa, para facilitar su tránsito salvando los desniveles.

A estos proyectos, ya previstos, se sumarán aquellos recogidos por Servicios Urbanos a través de la plataforma Gecor, para ser planificados y diseñados en función de las condiciones que ofrezca el viario o el espacio público objeto de la reforma.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.