El Real Alcázar concluye las obras de su nueva taquilla en el Patio de Banderas

La taquilla abrirá para la venta de tiques en cuanto lo permitan las recomendaciones sanitarias y permitirá aliviar el tiempo de estancia en el acceso por la Puerta del León.

0
221
clinica santa isabel

Redacción. El Real Alcázar de Sevilla ha culminado las obras de su nuevo espacio de información y venta de entradas tras haber acondicionado el local número 10 del Patio de Banderas, anexo al Palacio del Yeso y enfrentado a la Sala de Justicia del recinto palaciego, y cuyos vestigios históricos –fundamentalmente, los muros– han quedado integrados en los trabajos de rehabilitación. Esta nueva taquilla, que asumirá la venta de entradas en formato físico y aliviará, por tanto, la habitual confluencia de visitantes en el acceso por la Puerta del León, ha contado con 75.479,36 de presupuesto y, dadas sus reducidas dimensiones, abrirá en cuanto lo permitan las recomendaciones sanitarias para evitar el contagio por la COVID-19.

El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, ha realizado una visita de supervisión de fin de obras junto con la directora conservadora del monumento, Isabel Rodríguez, el arquitecto que ha dirigido la intervención, Francisco Reina, el miembro del Patronato del Real Alcázar Benito Navarrete y directivos de la empresa adjudicataria del proyecto. Espadas ha trasladado sus felicitaciones por el trabajo realizado y la “perfecta integración conseguida entre los elementos actuales y los históricos”. “Con este nuevo punto de venta, el Real Alcázar mejorará la calidad en la recepción y la atención a los visitantes, reduciendo el tiempo de espera para la entrada”, ha agregado.

Habrá la posibilidad de adquirir el tique para una hora concreta.

Habitualmente en la Puerta del León confluyen dos colas. La primera es para los visitantes que han reservado su entrada online y elegido la hora de acceso, mientras que la segunda es para quienes no la han adquirido por internet y la abonan directamente en taquilla según el aforo máximo permitido en ese momento. Esta segunda cola se trasladará al nuevo espacio del Patio de Banderas donde, además, habrá la posibilidad de adquirir el tique para una hora concreta. En todo caso, el acceso de produciría a través de la Puerta del León.

En la actualidad, y debido a las medidas de prevención contra la COVID-19, el Real Alcázar sólo permite el acceso previa reserva de entrada por internet –por tanto, sin pago en metálico– con la finalidad de minimizar los riesgos tanto para los visitantes como para las y los trabajadores del monumento. Este sistema está vigente desde que el recinto palaciego reabriera sus puertas el pasado 15 de junio, con un itinerario seguro, delimitado y aforado, y así permanecerá hasta que se suavicen las exigencias sanitarias.

Se sitúa dentro de las trazas de la nave oriental del primitivo Palacio del Yeso.

La nueva estancia, anteriormente en desuso, se sitúa dentro de las trazas de la nave oriental del primitivo Palacio del Yeso. La intervención divide la zona entre una interna acondicionada para el personal del Real Alcázar y otra externa para el público, separadas mediante una estructura de cristal y acero. El tratamiento de los paramentos pretende evidenciar la pertenencia del local al antiguo Palacio del Yeso, a pesar de su modestia espacial. Se han recuperado y consolidado los muros medianeros tras eliminarse los revestimientos que los cubrían, mejorando así las condiciones de las fábricas originales para favorecer su conservación, de modo que el visitante pueda ser consciente de la relevancia y antigüedad de estos espacios.

La puerta de acceso se ha realizado con madera y acero. Durante el horario de apertura, abatido hacia el exterior, donde existe una jardinera con una gran buganvilla, el panel metálico de la puerta lleva grabado un mapa del monumento, mientras que la hoja exterior tiene un acabado de madera con pintura que iguala a las carpinterías tradicionales del Patio de Banderas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here