El saetero Manuel Cuevas se estrena con unas sevillanas cofrades en su nuevo disco

Se inició en el cante flamenco siendo muy joven debido a que en su casa había una gran afición a este tipo de cante.

Ha ganado importantes premios desde que comenzara su carrera musical muy joven.

M. Carmen Contreras. ¿Quién no ha escuchado alguna vez una saeta en la voz de Manuel Cuevas? Hasta el mismo rey de España, Felipe VI, lo ha hecho, circunstancia que no puso nervioso para nada al propio saetero que, incluso, improvisó la letra de la canción aquella tarde del Lunes Santo de 2015 en la plaza de la Campana, y que aludía a la presencia del monarca en Sevilla.

Es por eso que Cuevas se ha ganado el sobrenombre de El Santero del Rey. “Aquella tarde, le canté a la Virgen del Rocío a la salida de la procesión del Beso de Judas”. Pero un buen amigo que le acompañaba en esos momentos, y era sabedor de la presencia del monarca en La Campana, le insistió en que volviese a hacerlo de nuevo donde comienza de la carrera oficial, a pesar de la negativa de éste.

“Qué orgullo debe tener/Rocío de mis entrañas/pa’ que a ti te venga a ver/hasta el mismo Rey de España”, cantó Manuel Cuevas en ese momento, una vez que supo que era Felipe VI quien acompañaba a la virgen. La improvisación no pudo salirle más perfecta, “con el trabajo que me costó sacarme el graduado”, cuenta.

Afición al cante. El pequeño Manuel acompañaba siempre a la virgen de su pueblo pegado al faldón más cercano a las trabajaderas de su padre, a quien lo escuchaba cantar “siempre muy emocionado”. Se inició en el cante flamenco siendo muy joven debido a que en su casa había una gran afición a este tipo de cante. Desde sus comienzos empezó a despuntar como un destacado saetero, aunque sin dejar de lado otras facetas del flamenco.

En el año 1999 dio sus primeros recitales acompañado de Fernando Rodríguez, guitarrista de La Puebla de Cazalla, logrando en ese mismo año llegar a finalista del Concurso de Mairena del Alcor, un certamen al que después le seguían otros más.

Ganó primeros premios de saetas en localidades como Morón de la Frontera, Lucena, Cabra o Baena. Y también en otras modalidades del cante como tarantas, seguiriyas o malagueñas, lo que le abrió las puertas a importantes festivales como los de Ronda, Casariche, Montellano, Pruna o Mancha Real.

Este cantaor, natural de Osuna, “tenía la idea hace tiempo de querer meter unas sevillanas flamencas en el nuevo disco, y aproveché para hacer unas cofrades, con las que me identifico al cien por cien”. Y así ha sido como ha lanzado al mercado este viernes el adelanto de su nuevo trabajo discográfico, unas sevillanas llamadas Sevilla de los balcones, las primeras que graba este artista.

El ursaonense se enfundará una vez más su traje de saetero para cantar el Domingo de Ramos a San Roque y a la Hiniesta; el lunes, a Las Penas de San Vicente y a la Virgen del Rocío; el miércoles, a San Bernardo y a la Esperanza de Huelva, y así un largo recorrido por diferentes cofradías de Andalucía.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.