El servicio de Oftalmología del Macarena interviene al año a 200 pacientes con glaucoma

Una patología de progresión lenta y asintomática de difícil detección en sus estadios iniciales.

0
68
servicio de Oftalmología del Macarena

Redacción. La Unidad de Glaucoma del servicio de Oftalmología del Macarena realiza 200 intervenciones quirúrgicas al año a pacientes con glaucoma, una patología de progresión lenta y asintomática de difícil detección en sus estadios iniciales.

El servicio de Oftalmología del Macarena explica que el glaucoma deriva del daño que sufre el nervio óptico por el incremento de la presión intraocular. Esta presión se produce por el aumento de la secreción de líquido dentro del ojo. El glaucoma es una de las principales causas de ceguera de las personas mayores de 60 años.

«Se trata de una neuropatía que surge con una pérdida de visión periférica lenta, progresiva e indolora, manteniéndose la visión central hasta estadios muy avanzados de la enfermedad. Suele ser bilateral y descubrirse de forma casual», señala la oftalmóloga responsable de la Unidad de Glaucoma del hospital, Beatriz Ponte.

Para la prevención de una patología que padece un 3% de la población española y de la que se celebra su día mundial este sábado, desde esta Unidad se advierte de la importancia de realizarse revisiones oftalmológicas, recomendando una exploración a los 40 años de edad que incluya toma de presión intraocular y observación del fondo del ojo. Esta recomendación adelanta su edad si existen antecedentes familiares de glaucoma.

Actualmente, la citada unidad, que depende del Servicio de Oftalmología del centro sanitario, incorpora varias técnicas de cirugía de glaucoma. Unas más tradicionales y otras más actuales, pero todas encaminadas a controlar la presión intraocular. El estadio del glaucoma y la edad del paciente determinan el uso de un procedimiento u otro.

Entre las técnicas de drenaje más tradicionales está la Esclerectomía Profunda No Perforante (EPNP). Entre las más actuales, la Unidad de Glaucoma del Hospital Universitario Virgen Macarena apuesta por técnicas innovadoras de cirugía mínimamente invasiva en sus procedimientos quirúrgicos, los conocidos por Minimally Invasive Glaucoma Surgery (MIGS). Éstas logran la reducción de la presión intraocular a partir de la implantación de pequeños dispositivos de drenaje.

En esta búsqueda del mejor tratamiento posible, la Unidad de Glaucoma del centro hospitalario ha participado en estos últimos años en tres ensayos multicéntricos internacionales. «Dos sobre nuevos dispositivos para el tratamiento médico del Glaucoma y uno sobre una nueva molécula para controlar la presión intraocular», esgrime la doctora Ponte.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here