El sevillano Fernando Vilà pasa la cuarentena en Cassino con todos sus compañeros del Erasmus

Sin duda, recomienda vivir una experiencia como la suya a todos los sevillanos.

0
391
Fernando estudia Finanzas y Contabilidad en la US.

Rosa Brito. El sevillano Fernando Vilà Asián tiene 23 años y estudia Finanzas y Contabilidad en la Universidad de Sevilla. Se encuentra de Erasmus en Italia, concretamente en Cassino, una pequeña ciudad entre Nápoles y Roma.

Cassino es una ciudad en la que hay muchos estudiantes que de otros países como pueden ser India o Kazajistán. No define a Cassino como una ciudad con ambiente universitario pues hay estudiantes de otras provincias que van y vienen solo a estudiar. “Pero nos solemos reunir los estudiantes Erasmus y los de otros convenios. Nuestro lugar favorito es la piazza, donde nos vemos para hablar, tomar unas cervezas y escuchar algo de música”.

Los habitantes de esta ciudad “son personas de avanzada edad, y al ser una ciudad que personalmente la consideraría casi como un pueblo, pues si que nos hemos topado con alguien racista. Pero supongo que es algo que desgraciadamente puede pasar en todos lados”. Italia no es muy distinta a España, “pero si que es verdad que se echa de menos comer mucho más variado y a un precio más asequible”.

Cree que esta experiencia “te ayuda a madurar un poco más como persona”.

Salió de España con un B1 de inglés y tiene pensado volverse con un B2 de italiano, y en verano estudiar para el B2 de inglés. De italiano “no tenía ni idea al llegar, pero en un par de semanas aquí ya empiezas a entender y luego con el tiempo a hablar. También es de agradecer que la universidad imparta gratuitamente un curso de italiano para todos los estudiantes extranjeros que lo deseen”.

Anécdotas no le faltan a Fernando, “pero creo que lo mejor es que se quede para nosotros todas esas locuras y vivencias que hemos tenido”. Destaca la primera vez que saludaron a sus amigos italianos. “Aquí los hombres dan la mano a las mujeres, y dos besos a los hombres –cosa que nosotros no sabíamos–, por lo que cuando fuimos a saludarlos y el primero de ellos se nos tiró encima para darnos los besos, pues nos llevamos un sustillo, la verdad”.

El principal obstáculo que tienen ahora mismo es el mismo que estamos viviendo en Sevilla, el Covid-19. Están perdiendo viajes que ya tenían programados y clases, pero el lado positivo que puede sacar es que están pasando la cuarentena muchos compañeros juntos en una casa. Fernando sabe que no es un obstáculo duradero y podrán disfrutar, al final, de esta gran experiencia.

A pesar de todo, su experiencia allí es muy positiva. Ha pasado por todos los estados de ánimo posible, “desde partirme de la risa hasta llorar por echar de menos a la familia y amigos”.  Cree que esta experiencia “te ayuda a madurar un poco más como persona.
Mis planes ahora mismo siguen siendo los mismos que cuando llegué el primer día: viajar, conocer a gente nueva, aprender y, sobre todo, vivir la vida al máximo, que es de lo que se trata”.

“Nuestro lugar favorito es la piazza, donde nos reunimos para hablar, tomar unas cervezas y escuchar algo de música”.

Lo que más echa de menos de su tierra son su familia y amigos. Pero, por supuesto, la gastronomía andaluza. “También echo de menos pasear por Sevilla y poder recogerme tarde porque no cierran pronto los establecimientos. Por último, y no menos importante, extraño las bebidas con hielo, cosa que no valoras hasta que te falta“.

Sin duda, Fernando recomienda vivir una experiencia como la suya a todos los sevillanos. “Al principio puede dar un poco de miedo salir de tu zona de confort y dejar de ver a tus amigos y familiares por un tiempo. Pero vas a vivir una experiencia única. Solo tiene una pega y es que acabarás echando de menos, cuando acabe, a todas las personas que te acompañarán en esta experiencia y que, para ti, serán como tu segunda familia”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here