Tusam

El Valme acoge a 200 especialistas de Andalucía Occidental para el entrenamiento en ‘distocia de hombros’

La formación mediante simulación clínica de obstetras y matronas sobre este traumatismo producido en el bebé durante el parto reduce a la mitad la incidencia de complicaciones.

En España se producen alrededor de 400.000 partos al año.

Redacción. El Hospital Universitario de Valme de Sevilla ha sido el centro elegido para la celebración de un curso de entrenamiento en distocia de hombros dirigido a especialistas de Andalucía Occidental. La importancia de esta iniciativa radica en sus características formativas basadas en simulación clínica certificada; puesto que la simulación para resolver este traumatismo del bebé durante el parto reduce a la mitad la incidencia de sus complicaciones.

La distocia de hombros es la alteración mecánica que se produce en el parto cuando con la expulsión de la cabeza los hombros no se introducen en el canal del parto, en una situación de desequilibrio entre los diámetros pélvicos y el diámetro bisacromial. Por tanto, es una urgencia obstétrica imprevisible e impredecible que puede presentarse durante el parto, pudiendo determinar complicaciones en la madre y en el recién nacido. El problema puede afectar a cualquiera de los hombros o a ambos.

Una de sus más frecuentes complicaciones es la parálisis braquial obstétrica, que es la pérdida de movilidad y/o sensibilidad en la extremidad superior (brazo, antebrazo o mano) del recién nacido causada por una lesión de los nervios del plexo braquial en el momento del parto.




En España se producen alrededor de 400.000 partos al año, de los cuales el 20% son cesáreas y 320.000 son partos vaginales. De ellos, las estadísticas corroboran que 1 por cada 1.000 partos presentan parálisis braquial obstétrica; o sea, en España se producen cada día 320 parálisis braquiales obstétricas.

Al respecto, la formación mediante simulación clínica contribuye a disminuir a la mitad la parálisis braquial obstétrica, tanto permanente como transitoria. Una aportación que, según la jefa de servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital Universitario de Valme, Rosa Ostos, “redunda en beneficio del neonato, su familia y del coste asociado que conlleva”.




Hoy y mañana se beneficiarán de esta iniciativa 200 profesionales (obstetras y matronas) de las provincias de Sevilla, Cádiz, Córdoba y Huelva. Aporta como novedad el hecho de que por primera vez se afronta una formación multidisciplinar en parejas de ginecólogos y matronas bajo la organización del recién creado GEPPBO (Grupo Español para la Prevención de Parálisis Braquial Obstétrica). De tal modo que ambos perfiles profesionales integran por parejas grupos secuenciales durante estas dos jornadas de la que consta este curso de formación multiprofesional altamente especializado.

La formación que se está impartiendo en el hospital sevillano está coordinada por el equipo de simulación del madrileño Hospital Universitario Puerta de Hierro y cuenta con la Acreditación de la Sociedad Española de Simulación y Seguridad del Paciente (SESSEP). Está avalado por el apoyo de la SAGO (Sociedad Andaluza de Ginecología y Obstetricia y la Sociedad Andaluzada de Matronas.

En total son unos 20 instructores procedentes de distintas comunidades autónomas (Cataluña, Murcia, Castilla León, País Vasco y Andalucía) y pertenecientes al Grupo Español de Prevención de la Parálisis Braquial Obstétrica; siendo el Hospital Universitario de Valme uno de los centros colaboradores.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.