El Valme disminuye en el último trimestre un 20% la lista de espera de consultas e intensifica la actividad quirúrgica

Para ello, este centro ha impulsado un plan basado en estrategias individualizadas por servicios clínicos junto a la optimización de las agendas para la citación de los pacientes.

Este centro ha impulsado un plan basado en estrategias individualizadas por servicios clínicos junto a la optimización de las agendas para la citación de los pacientes.

Redacción. El balance asistencial realizado por el nuevo equipo directivo del Hospital Universitario de Valme, con Mª Jesús Pareja Megía al frente del mismo desde abril del presente año, destaca la notable mejora en el área de la accesibilidad ciudadana. Consultas y cirugías han sido objeto de una estrategia para la optimización de tiempos de respuesta cuyos resultados avalan la consecución de eficiencia y calidad asistenciales durante este último trimestre.

En el área de consultas, este centro sevillano ha llevado a cabo el incremento del 7% de la actividad logrando disminuir en un 20% la lista de espera para especialistas. Según su directora gerente, “ha sido un gran esfuerzo dado que al incrementar la actividad en consultas se ha aumentado paralelamente las peticiones de interconsultas con otros especialistas y, aún así, hemos reducido lista de espera”.

Para ello, este centro ha impulsado un plan basado en estrategias individualizadas por servicios clínicos junto a la optimización de las agendas para la citación de los pacientes. Es el caso de la especialidad de Alergia, un servicio clínico que acumulaba espera en el contexto de una infradotación de especialistas para asumir una extensa área de cobertura (aproximadamente 400.000 ciudadanos del área sur de la provincia). Este servicio, con dos únicos alergólogos, se ha reforzado con una especialista más junto a una enfermera que contribuye a gestionar un mayor número de pruebas funcionales generadas a través de la nueva consulta funcionante y que garantiza una atención eficiente mediante acto único. Al respecto, la Dirección hospitalaria prevé reducir a final de año en torno a un 25% el número de pacientes en lista de espera.




En el ámbito de actividad quirúrgica, el Hospital Universitario de Valme es el centro metropolitano de Sevilla con mejores resultados en lista de espera, tanto en procedimientos con decreto de garantía de demora como en procedimientos no incluidos en decreto para tiempos de espera. Aún así, en el marco del Plan de Choque puesto en marcha por la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía para la disminución de las listas de espera quirúrgica y con el objetivo de la mejora continua, este centro hospitalario ha intensificado dicha actividad durante los meses de mayo y junio.

Se trata de la materialización de una línea de actividad quirúrgica extraordinaria sobre los procesos de salud de mayor prevalencia. De este modo, 153 pacientes se han beneficiado durante los meses de mayo y junio de intervenciones correspondientes a cirugía oftalmológica, traumatología junto a cirugía general y digestiva. En la especialidad quirúrgica de ojos se ha abordado la patología con mayor demanda (cataratas) a través de 78 intervenciones. En el caso del servicio de Cirugía Ortopédica y Traumatología, las patologías intervenidas han sido un total de 56: prótesis de rodilla junto a la sustitución de caderas y en menor medida la intervención de columna. Y, por último, la actividad extraordinaria llevada a cabo en Cirugía General y Digestiva ha ascendido a 19 intervenciones de tiroides, vesícula biliar, hernias y pared abdominal.




A dicha estrategia implementada sobre la lista de espera quirúrgica, se suma el esfuerzo realizado por este centro en la planificación para los meses de verano. El resultado es el incremento del 12,8% en la programación quirúrgica estival respecto al verano anterior. De este modo, durante el verano 2019 se desarrollarán en los quirófanos de los hospitales de Valme y El Tomillar casi un centenar de cirugías más que en el verano de 2018. Se trata de cirugías programadas a cuyo volumen asistencial se une por otro lado las cirugías urgentes, cuyo global se aproximó el pasado verano a las 3.000.

El aumento de actividad asistencial lleva parejo la dotación de profesionales. Al respecto, la planificación realizada para los meses de julio, agosto y septiembre contempla la realización de 586 contrataciones correspondientes a los diferentes perfiles profesionales del Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla, suponiendo un incremento del 16% frente a las contrataciones realizadas el verano anterior.

Aunque el Hospital Universitario de Valme cumple los decretos establecidos de demora en pruebas de imagen, la apuesta por la mejora continua hace que desde este centro se proyecte proseguir optimizando el tiempo de respuesta a través de la potenciación de su capacidad diagnóstica.

Al respecto, en los próximos meses se recepcionará la llegada de nueva tecnología. Un total de cuatro TAC (tomografía axial computerizada) dirigidos tanto a renovar los equipamientos existentes como a ampliar prestaciones y, de este modo, ofrecer respuestas eficientes. Darán cobertura a Urgencias, hospitalización y consultas externas.

Una tecnología que, además de redundar en la mejora de los tiempos de espera diagnósticos, aporta como valor añadido la reducción de la llamada huella de energía, que se acumula en los tejidos y órganos de las personas expuestas a repetidas pruebas mediante radiaciones. El nuevo equipamiento está dotado con sistemas de reducción de dosis que van a suponer una importante mejora en la protección de la salud mediante la minimización de radiación ionizante.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.