El Valme exporta a los hospitales públicos andaluces un sistema pionero de alerta epidemiológica

El mecanismo, que se considera un hito en Salud Pública, mejora la seguridad ante el control de bacterias multirresistentes y ha sido creado por profesionales del centro sevillano.

Se considera el primer instrumento de estas características a nivel mundial. 

Redacción. El Hospital Universitario de Valme de Sevilla ha generado una herramienta en relación a un importante problema en Salud Pública, como es el contagio de bacterias multirresistentes, cuya innovación y beneficios ha provocado su instauración en los hospitales de la red sanitaria pública de Andalucía. Considerado como el primer instrumento de estas características a nivel mundial, el hospital sevillano lo puso en marcha en 2016 y durante los años 2017 y 2018 se ha ido culminando de forma progresiva su implantación en la totalidad de los hospitales de las ocho provincias andaluzas.

Las infecciones relacionadas con la asistencia sanitaria y, en concreto las causadas por bacterias multirresistentes, constituyen un grave problema de salud pública porque su capacidad de diseminación es amplia y los tratamientos antibióticos quedan limitados, dificultando su manejo terapéutico asociado a elevadas tasas de mortalidad, mucho mayores en pacientes frágiles.

Por tanto, la detección precoz de pacientes infectados o colonizados por estos microorganismos es un elemento clave porque evita su diseminación a través de su control. Precisamente, y partiendo de una gran sensibilidad de este centro hospitalario hacia este problema, un grupo de profesionales de carácter multidisciplinar en el Hospital Universitario de Valme creó en el año 2016 una herramienta para la identificación de estos pacientes sujetos a especial vigilancia. Denominado Sistema HAM (Health Alert Monitoring), ha estado gestado con la participación de varios departamentos Medicina Preventiva, Medicina Interna, Enfermedades Infecciosas, Microbiología y el Servicio de Informática.




Implantación corporativa bajo la coordinación del Valme. La herramienta generada en el hospital sevillano ha sustituido a las estrategias locales de los centros hospitalarios, instaurándose un sistema consensuado de carácter corporativo bajo la coordinación de la médica preventivista del hospital sevillano Encarnación Román. De este modo, dicho instrumento epidemiológico ha permitido estandarizar los criterios para la gestión homogénea de todas las alertas por microorganismos multirresistentes en el Sistema de Vigilancia Epidemiológica de Andalucía.

Tras su funcionamiento durante el año 2016 en el hospital sevillano y corroborar los beneficios de este sistema para la seguridad del paciente y de los profesionales, la iniciativa se exportó inicialmente durante el año 2017 a los otros tres centros públicos hospitalarios de la provincia sevillana: Virgen del Rocío, Virgen Macarena y Osuna.




A continuación, para la extensión del Sistema HAM al resto de hospitales andaluces, se potenció desde la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía la creación de un grupo de trabajo coordinado por la doctora Román desde Valme. A lo largo del año 2018, esta herramienta se ha ido implantando progresivamente en el resto de las provincias de la Comunidad Autónoma Andaluza y en el mes de enero de 2019 su funcionamiento corporativo ya es una realidad.

Actualmente, Andalucía dispone de un listado único de pacientes en vigilancia que incluye más de 10.000 pacientes categorizados por tipo de multirresistente. El funcionamiento de este sistema supone la activación de la notificación de esta alerta a más de 800 profesionales sanitarios de los centros hospitalarios andaluces implicados en esta estrategia de seguridad.

El Sistema HAM ha permitido estandarizar los criterios de gestión en los hospitales andaluces.

HAM detecta una media de 100 casos diarios en Andalucía entre 20.000 estudios. Esta herramienta se basa en una aplicación informática que hace posible la detección inmediata de pacientes infectados por esta bacteria a su llegada al hospital, identificándolos y cortando la cadena de transmisión gracias a la instauración rápida de las medidas de control. Para ello, la vinculación de pacientes con la bacteria, ya sea por infección o colonización, ha debido quedar registrada previamente en la Historia de Salud a través de ingresos anteriores por los diferentes hospitales andaluces.

A través del Sistema HAM los pacientes con relación con estos microorganismos multirresistentes que vuelven a los centros hospitalarios se detectan de inmediato rastreando su historia clínica única digital. Dicha identificación se realiza en varios escenarios de acceso al centro hospitalario: Urgencias, Hospitalización, Hospitales de Día y Consultas Externas.

HAM se actualiza a diario y examina, en tiempo real, cada uno de los pacientes que acuden al hospital para identificar si los NUHSA (número único de historia de salud) llevan asociada una alerta por bacteria multirresistente o de especial interés. En caso afirmativo, envía comunicaciones o avisos (correo electrónico y/o mensaje de texto SMS) a los profesionales designados previamente a tal efecto para poner en marcha las medidas de control.

En un día el Sistema HAM lleva a cabo un barrido de aproximadamente 20.000 pacientes que llegan a los hospitales públicos andaluces. De este estudio, detecta una media de 100 casos diarios de pacientes vinculados a bacterias multirresistentes, que precisan una vigilancia especial y a través de los cual garantiza la seguridad ante el problema de la diseminación de estos microorganismos. Unas bacterias cuyo grado de morbilidad aumenta al tratarse de pacientes más vulnerables: pluripatológicos, crónicos, oncológicos,…

El Sistema HAM dispone de un cuadro de mandos que proporciona información sobre los casos positivos detectados por el sistema, clasificados por el origen de las bacterias multirresistentes, mes y hospital o área sanitaria. Precisamente, dado que estas bacterias suponen también un problema en el ámbito extrahospitalario (centros sociales que abarcan residencia socio-sanitarias para mayores, centros hospitalarios de larga estancia,…), HAM está preparado para detectar estos pacientes y enviar avisos a los destinatarios designados.

El sistema incide tanto en la seguridad del paciente como en la de los profesionales. 

Aportación internacional a la multirresistencia desde la excelencia de los profesionales del SSPA. Su creación supone una notable innovación en distintos niveles (gestión clínica, organización e información), convirtiéndose en la primera herramienta de estas características existente en la actualidad. Por tanto, la creación de este sistema de alerta de salud en un hospital público andaluz, Valme, refrenda el alto nivel y la excelencia profesional de los trabajadores del Sistema Sanitario Público de Andalucía (SSPA).

Este hito en salud pública supone además, la potenciación de la línea del SSPA sobre la Seguridad del Paciente en todos sus centros sanitarios mediante la aplicación corporativa de esta herramienta. Incide tanto en la seguridad del paciente como en la de los profesionales al permitir minimizar el tiempo de contacto del paciente con el resto de pacientes y profesionales en las instalaciones sanitarias disminuyendo el riesgo potencial de contagio.

Entre los aspectos a destacar a nivel clínico, figura la capacidad para instaurar ágilmente las medidas preventivas necesarias para evitar la transmisión: precauciones especiales para el manejo de los pacientes o seguimiento estricto con vigilancia a través de estudios de colonización. Subrayar la excelente capacidad de interconexión entre hospitales permitiendo compartir la información entre los distintos profesionales sanitarios (epidemiólogos y médicos de atención primaria en casos de centros residenciales).

Otra de las importantes aportaciones de esta herramienta son los “mapas de calor“. Reproducciones de imágenes por zonas geográficas que pueden aportar información epidemiológica interesante para determinar la agrupación de casos y, en su caso, ayudar a la toma de decisiones en situaciones de brote.

Por otro lado, es destacable la versatilidad en la aplicación de la herramienta que acrecienta sus potenciales beneficios asistenciales. Su uso es extensible a alertas de cualquier tipo de temática y es flexible en la definición de destinatarios y canales de aviso. Asimismo, es un método de excelente de interconexión a nivel interhospitalario en la comunidad dentro del control de la diseminación de gérmenes multirresistentes.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.