El Virgen del Rocío centraliza sus lencerías y moderniza su sistema logístico para el suministro del textil sanitario

Los profesionales del servicio distribuyen 11.000 kg de tejido sanitario en un renovado espacio que funciona todos los días del año.

0
36

Redacción. El Hospital Virgen del Rocío ha completado la primera fase de centralización de su lencería. El edificio de Gestión de Centros acoge ahora este servicio en un espacio de más de 1.400 metros al que ya se ha trasladado la lencería del Hospital General y en una segunda fase lo harán las del resto de centros. Además, los hospitales Virgen Macarena y Virgen de Valme serán atendidos como un centro más desde la lencería central del Virgen del Rocío. Esto supone un volumen de 11.000 kg de textil (sábanas, entremetidas, toallas, camisones, pijamas, etc.) diarios de hasta siete centros asistenciales.

Con este proyecto se ha logrado la liberalización de espacios en los centros hospitalarios para destinarlos a la prestación de mayor actividad asistencial (consultas, salas de espera, etc.). Esto supondrá una mejora en la atención sanitaria de los usuarios, especialmente en la situación de pandemia actual.

Se ha realizado una centralización física en un entorno no asistencial además de la informatización de la gestión logística del servicio. El objetivo es realizar el seguimiento del consumo de productos de lencería, reduciendo de esta forma el tiempo de respuesta en la reposición de los artículos consumidos y creando un sistema de alerta ante necesidades urgentes por una mayor demanda. Permite, igualmente, el análisis de actividad de dicho servicio para la toma de decisiones que mejoren la prestación.

Nueva instalación

Las nuevas instalaciones disponen de un almacén de compras, almacén de ropa limpia, zona de preparación, una zona de administración, un almacén de fungibles, así como vestuarios con aseos y una zona de descanso. El servicio del centro sevillano, que funciona todos los días del año, lo forman pinches, costureras y técnicos superiores de alojamiento, a los que se unirán el resto de los trabajadores procedentes de lencerías del resto de centros cuando se complete la centralización en el primer semestre de 2022.

Estos profesionales son los encargados de la gestión y reparto de la lencería del hospital, entre sábanas, toallas, pijamas, camisones ... En total atienden más de 1400 camas y dan respuesta al volumen que maneja el complejo sanitario que atiende una media anual de 225.000 urgencias, más de 33.000 intervenciones quirúrgicas, más de 42.000 ingresos y un millón de consultas, para una población de más de 500.000 usuarios.

En concreto, estos trabajadores realizan la organización del almacén principal de lencería desde donde se da entrada a la lencería limpia que se recibe de la lavandería. Generan y preparan los pedidos que se reciben desde los almacenes de consumo como resultado del recuento de artículos. Además, se realiza el registro de datos de todos los almacenes de consumo de cada planta y la tipología y tallaje de los artículos mediante PDAs.

Este modelo de gestión centralizado supone una integración total de la prestación del servicio de lavandería y lencería, consiguiendo alcanzar el objetivo primordial: agilización, protocolización y homogeneización de todo el proceso con el fin de garantizar un servicio de calidad, imprescindible para poder prestar una asistencia sanitaria excelente a los usuarios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here