El Virgen del Rocío coordina una red andaluza para facilitar el acceso de los pacientes a terapias innovadoras como las CAR-T

Salud y Familias financia con 300.000 euros este proyecto y otro destinado a generar nuevas células CAR-T con beneficios en linfomas, leucemias y algunas enfermedades raras.

0
331
clinica santa isabel

Redacción. La Consejería de Salud y Familias, a través de la Fundación Progreso y Salud, ha concedido 200.000 euros a la creación de una red para vertebrar el desarrollo de estrategias terapéuticas basadas en la generación de CAR-T. Está compuesta por grupos y centros de investigación, servicios clínicos del Servicio Andaluz de Salud (SAS) e instituciones andaluzas.

Entre sus objetivos cabe destacar facilitar el acceso de los pacientes a este tipo de terapias dentro del SAS, así como potenciar el desarrollo de proyectos de I+D+i basados en esta tecnología, potenciar la investigación traslacional o captar el máximo número de posibles de ensayos clínicos basados en CAR-T, entre otros.

Esta red está liderada por José Antonio Pérez Simón, jefe de servicio de Hematología del Hospital Universitario Virgen del Rocío. En ella participan profesionales de otros hospitales como el Reina Sofía, Virgen de las Nieves, Regional de Málaga, el Hospital de Jerez; así como de otras plataformas de investigación como el Instituto de Investigación Biosanitaria de Sevilla (IBIS), el centro granadino Genyo, el Instituto Investigacion Biomedica de Córdoba (IMIBICO)  o la Red Andaluza de Diseño y Traslación de Terapias Avanzadas (Radytta).

Modificación genética de las células T

Una de las estrategias terapéuticas que más éxitos está cosechando en los últimos años para combatir leucemias y linfomas refractarios (aquellos que no responden a ningún tratamiento) es la infusión de células CAR-T. Así se denomina a la modificación genética de las células T (células de la sangre involucradas en la defensa contra agentes infecciosos y cáncer), que se realiza en el laboratorio, y por la que se coloca un receptor de antígeno quimérico (CAR, por sus siglas en inglés chimeric antigen receptor) con el propósito de que las células T se adhieran a las malignas y las destruyan. Actualmente, existen dos medicamentos de estas características que se están utilizando en el Sistema Sanitario Público de Andalucía.

Ante este escenario, la Fundación Progreso y Salud promueve el desarrollo de investigaciones en este ámbito. Fruto de ello, se ha resuelto recientemente una convocatoria de ayudas para financiar proyectos e iniciativas de estas características con una duración de dos años.

Así, por una parte, se ha concedido una financiación de 99.475,00 euros a un proyecto de investigación liderado por Francisco Martín Molina, científico de la Fundación Progreso y Salud que desarrolla su trabajo en Genyo. El objetivo de este proyecto es generar nuevas células CAR-T y optimizar las existentes para que puedan ser aplicadas en la práctica clínica con todas las garantías de seguridad y eficacia.

En total, la Fundación Progreso y Salud ha destinado casi 300.000 euros a dos iniciativas científicas (un proyecto de investigación y la creación de una red de investigación) que indagan sobre el uso de las células CAR-T como alternativa al tratamiento de determinadas patologías como linfomas, leucemias o algunas enfermedades raras.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here