El Virgen del Rocío mantiene un doble circuito de atención y aislamiento de sospechas o infección confirmada de Covid-19

Las medidas para acceder a los centros: mascarilla, higiene de manos, guardar distancia de 1,5 metros entre personas y llegar máximo 10 minutos antes a las consultas para reducir la afluencia en las salas de espera.

0
297
Entrada a Urgencias Hospital Universitario Virgen del Rocío.
Entrada a Urgencias Hospital Universitario Virgen del Rocío.

Redacción. El Hospital Universitario Virgen del Rocío mantiene un doble circuito de atención y aislamiento de los pacientes que acuden con síntomas sospechosos de padecer infección por Covid-19 para garantizar una asistencia adecuada y segura para los pacientes y los profesionales. Especialmente, en el área de Urgencias, la Unidad de Cuidados Intensivos, la planta de hospitalización de Enfermedades Infecciosas y en los Laboratorios.

Así, los pacientes que acuden a las Urgencias responden a un cuestionario a su llegada para discernir si accede a la sala de espera general o a la sala de espera específica del circuito Covid-19. Todos estos espacios están diferenciados para que no exista riesgo de contagio. Estas zonas diferenciadas se mantienen en todos los hospitales: General, Rehabilitación y Traumatología, de la Mujer e Infantil.

Además, el Plan de Nueva Normalidad contempla equipos de profesionales definidos y camas de hospitalización en reserva que estarán disponibles cuando el hospital alcance o supere el 85% de su ocupación. Asimismo, define los protocolos de actuación ante nuevos brotes epidémicos con idea de tener previstos todos los escenarios posibles para dar una respuesta ágil y efectiva frente al coronavirus.

Medidas para acceder a los centros

En esta línea, se han adoptado una serie de medidas para acceder a los centros que son obligatorias: usar mascarilla para transitar por cualquier espacio del hospital, realizar higiene de manos antes de acceder a los centros, y guardar distancia de 1,5 metros entre personas. Además, se ruega a todos los pacientes llegar con una antelación máxima de 10 minutos a su cita de para reducir la afluencia en las salas de espera y poder garantizar la distancia de seguridad recomendada entre todos.

Por último, se va a mantener la atención telemática y telefónica de la ciudadanía en las áreas que se han demostrado útiles, como ejemplo, para la recogida de un resultado en el que se confirma que no hay enfermedad o para el seguimiento de algunos pacientes con dificultades para acudir a los centros hospitalarios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here