El Virgen del Rocío presenta su plan de atención a múltiples víctimas pediátricas

Esta estrategia ordena el incremento de espacios, personal y recursos necesarios para dar una respuesta en una catástrofe colectiva.

La nueva actualización prioriza como objetivo integrar y coordinar todas las unidades que forman el complejo hospitalario.

Redacción. El Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla ha actualizado su Plan de Atención a Múltiples Víctimas para incorporar un Plan específico de Atención al Paciente Pediátrico, necesario para que los profesionales puedan prestar una asistencia sanitaria inmediata, ordenada y de calidad ante una posible catástrofe colectiva o un siniestro generalizado que incluya víctimas en edad pediátrica.

El protocolo se ha consensuado tras más de un año de trabajo. En este tiempo, contando con la participación de un gran número de profesionales, se ha estudiado cómo adaptarlo a las necesidades específicas que presentarían los menores de edad llegado el caso de que ocurriera un accidente importante en el que se vieran implicados. Se trata, por tanto, de un conjunto de medidas de actuación para controlar las consecuencias sobre la salud de los afectados de la manera más eficaz posible.

Además, ha supuesto la adquisición de material específico para poder atender mejor a los niños en caso de que se originara una situación de este tipo. Así se han adquirido un respirador de transporte, tablas y dispositivos de fijación espinal, pistolas intraóseas para la fijación de la vía al hueso, fibrobroncoscopios para la intubación difícil de la vía aérea y mascarillas especiales, con una inversión total que ha superado los 150.000 euros.




La nueva actualización prioriza como objetivo integrar y coordinar todas las unidades que forman el complejo hospitalario para optimizar la atención y compartir recursos y conocimientos, mejorando la eficiencia y calidad en la atención, siendo posible atender a mayor número de víctimas con los recursos existentes.

Y para afrontar lo imprevisto de estas situaciones, los profesionales han diseñado una estrategia que reúne las siguientes características: inmediatez, gracias a una fácil activación del plan; agilidad, mediante el establecimiento de circuitos bien definidos; coordinación, asignando funciones específicas a cada interviniente; y conocimiento, que se adquiere gracias a una difusión exhaustiva de esta iniciativa.




La difusión del plan incluirá varias reuniones con grupos específicos, que incluyen los responsables de todas las unidades implicadas y los jefes de la guardia, así como la realización de dos simulacros ya planeados para los próximos meses.

El primer plan se elaboró en el año 1991 y se ha probado con éxito en cuatro ocasiones simuladas. Además, el plan ha sido activado en este tiempo con éxito por varios casos reales, tanto en su fase restringida como ampliada. Por ejemplo, tras el hundimiento de la plataforma y en decorado del Teatro de la Maestranza en 1992, en la madrugada del Viernes Santo del año 2000, el desplome de la primera planta de Muebles Peralta en Bellavista también en el 2000, tras un accidente de autobús en la autovía de Huelva-Sevilla en 2001 con múltiples víctimas y, más recientemente, tras un accidente de tren a la altura del municipio de Arahal.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.