El Virgen del Rocío recibe la certificación de calidad para Farmacia y Aparato Digestivo

Otorgada por la Consejería de Salud y Consumo a través de la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía (ACSA).

0
1

Redacción.  Las unidades de Farmacia y Aparato Digestivo del Hospital Universitario Virgen del Rocío han recibido la certificación de calidad que otorga la Consejería de Salud y Consumo a través de la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía (ACSA), entidad integrada en la Fundación Progreso y Salud, y cuyos estándares están reconocidos por organismos de acreditación nacional e internacional como la ENAC y la International Society for Quality in Healthcare (Isqua).

El acto de entrega de este certificado a los responsables de ambas unidades, celebrado en el salón de actos del hospital general, ha sido presidido por el director gerente del Hospital Universitario Virgen del Rocío, Manuel Molina Muñoz, y el director de la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía, José Ignacio del Río Maza de Lizana. Asimismo, al acto han asistido los profesionales de las unidades certificadas, el equipo directivo y el equipo de calidad del hospital.

Con este distintivo, las unidades «demuestran su compromiso con la excelencia y la mejora continua del servicio que ofrecen a la ciudadanía, garantizando que su actividad se ajusta a los estándares de calidad definidos en el manual de certificación de la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía para unidades asistenciales». Estos criterios de calidad evalúan aspectos referidos a la organización de la actividad, la accesibilidad y continuidad de la atención, la información clínica, la gestión por procesos, los derechos de los usuarios, la seguridad, estructura y equipamientos y los sistemas de información.

ACSA

Además, a través de la autoevaluación que las unidades han realizado sobre los estándares de la ACSA, ratificada en visitas de evaluación, el proceso de certificación ha representado una oportunidad de «aprendizaje y crecimiento», que, en este caso, ha permitido «identificar y desarrollar más de 100 acciones de mejora». En el caso de la unidad de Aparato Digestivo, el encargado de recoger el certificado en representación de todos los profesionales de la unidad ha sido su director, Juan Manuel Bozada García, juntos con la referente de cuidados, Concepción Meana Ruiz, y el jefe de sección, Manuel Romero Gómez.

Con un cumplimiento del 80% de los estándares del manual de certificación de unidades de gestión clínica, el servicio ha obtenido el nivel ‘Óptimo’, el segundo de los tres niveles previstos por el modelo de la ACSA (‘Avanzado’, ‘Óptimo’ y ‘Excelente’) y que exige un alto cumplimiento en estándares asociados al mayor desarrollo de la organización, a los sistemas de información, las nuevas tecnologías y al rediseño de espacios organizativos.

Además, el equipo evaluador ha identificado aspectos de la actividad de la unidad que han sido consideradas «verdaderas fortalezas» de su labor, destacando iniciativas como la elaboración de un plan de prevención propio y su implicación en la ‘Alianza para la eliminación de las hepatitis víricas’. Asimismo, el informe de evaluación ha resaltado el control y la gestión interna de los datos de la unidad, y la actividad investigadora de su equipo, que ha producido numerosas publicaciones en revistas científicas con factor de impacto.

Farmacia

Por su parte, la unidad de Farmacia ha sido representada por su referente de cuidados, Virginia Rivas Alcalá, y por los farmacéuticos José Luis Pérez Blanco, María Victoria Gil Navarro y Ángel Órpez Ramírez. En su evaluación, la unidad ha evidenciado un cumplimiento del 72% del total de estándares del manual, alcanzando el nivel ‘Avanzado’ de certificación. En su caso, el equipo evaluador ha hecho hincapié en su trabajo investigador, en el nivel de integración con otras áreas médicas, especialmente en el ámbito de las infecciones y la oncología, y en el trabajo realizado para facilitar la adherencia al tratamiento de pacientes externos.

La unidad cuenta con un sistema de gestión de la calidad desarrollado a partir de los resultados del análisis modal de fallos y efectos (AMFE) y de la detección de fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas (DAFO). Además, su equipo destaca por la actitud innovadora, que ha permitido desarrollar proyectos de telefarmacia, uso de redes sociales para actividades de difusión y promoción de la salud, o la implementación de un robot para dispensación automática de medicamentos.

Con estos reconocimientos, el Hospital Universitario Virgen del Rocío «consolida una vez más su compromiso con la cultura de la calidad y con la certificación como herramienta de análisis interno y mejora continua». Este centro del SAS cuenta con treinta centros y unidades certificados por la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here