El Virgen del Rocío reforma los quirófanos del Hospital Infantil y remodela el de Traumatología

Las obras, que cuentan con una inversión de 5,5 millones de euros, pretenden aumentar la seguridad y la comodidad del paciente.

Las obras pretenden garantizar la seguridad del paciente y su comodidad.

Redacción. El Hospital Universitario Virgen del Rocío va a reformar toda el área de quirófanos del Hospital Infantil y va a iniciar la remodelación de los que se ubican en el Hospital de Rehabilitación y Traumatología con un proyecto de reforma sobre las salas de operaciones de la quinta planta de este edificio. Se trata de un ambicioso plan que pretende actualizar los espacios con un doble objetivo: garantizar la asistencia y la seguridad del paciente en un espacio que resulte además confortable para el desempeño laboral de los profesionales.

Por un lado, el Hospital Infantil es un centro que se inauguró en 1971. La estructura original estaba destinada a la atención hospitalaria de niños hasta los siete años, cuando en la actualidad la edad pediátrica se extiende hasta los 14. En total, cuenta con cinco quirófanos, una Unidad de Hemodinámica, una Unidad de Reanimación Post-Anestésica y un Área de Hospitalización de Día Quirúrgica para las operaciones que no requieren de ingreso hospitalario. En estos espacios trabajan profesionales de 13 especialidades (Neurocirugía, Traumas, Cirugía General Pediátrica, Urología, Oncología, Cirugía Cardiaca, Otorrino, entre ras).

La elevada complejidad de algunas de estas cirugías unida a la alta especialización de todos los procedimientos ha hecho del Hospital Infantil un centro al que acuden niños de toda Andalucía y de otros puntos de España para ser intervenidos. En concreto, es centro de referencia para la patología colo-proctológica de toda Andalucía; para la cirugía oncológica en Ceuta, Melilla, Islas Canarias y otros centros de la región; para atender las malformaciones del tórax y de la vía aérea en todo el territorio nacional; al tiempo que mantiene acuerdos de ayuda para el tratamiento quirúrgico con diferentes ONGs internacionales.




Por ello, los especialistas del Infantil atienden cada año más de 123.000 consultas, 63.000 urgencias, 5.500 ingresos hospitalarios y cerca de 4.000 intervenciones (de las que 2.300 corresponden a Cirugía Mayor Ambulatoria). La cirugía sin ingreso ha registrado un notable incremento hasta suponer, en la actualidad, el 60% de todas las intervenciones, lo que requiere aumentar la zona de trabajo dedicada a esta área.

Por todo ello, la reforma del Bloque Quirúrgico del Hospital Infantil plantea modernizar todas las instalaciones y habilitar dos nuevos quirófanos dentro de un proyecto que se iniciará el año próximo para dar respuesta al creciente número de intervenciones de elevada complejidad y otras sin necesidad de hospitalización que se está registrado en la edad pediátrica. El presupuesto de la reforma es de 3,1 millones de euros.




El otro gran proyecto de reforma integral de los quirófanos del Hospital de Rehabilitación y Traumatología se iniciará por la quinta planta de este edificio, en la que trabajan los profesionales de las Unidades de Cirugía Maxilofacial, Cirugía Plástica y Grandes Quemados, y se incorporará las de Otorrinolaringología. Este edificio, que data de 1968, ha sido objeto de un ambicioso Plan de Modernización que ha permitido ir renovando la zona de Urgencias, la Unidad de Cuidados Intensivos, y las distintas plantas de hospitalización para adaptarlas a las necesidades actuales. De este modo, las actuaciones previstas en los quirófanos culminan la actualización completa de todas las instalaciones.

En este caso, el proyecto prevé la reorganización de los espacios para redimensionar los cuatro quirófanos que existen en la zona vertical de este complejo. La idea es mejorar la utilidad de las salas para que en todas ellas se puedan realizar procedimientos con anestesia.

Solo el año pasado, los profesionales de esta área realizaron 2.740 procedimientos de cirugía y casi otros 1.500 procedimientos de Cirugía Mayor Ambulatoria. Tras la reforma, aumentará la posibilidad de realizar más cirugía mayor compleja y dar respuesta así al incremento de intervenciones por agresiones, accidentes deportivos y laborales, tras caer los accidentes de tráficos que han sido, durante años, la principal causa de atención quirúrgica en este edificio.

Esta remodelación va a permitir adaptarse también al aumento de cánceres de cabeza y cuello que están diagnosticando estos especialistas, para los que trabajan conjuntamente al requerir extirpación quirúrgica y posterior reconstrucción. Se trata de intervenciones muy complejas por combinar microcirugía, planificación con modelos 3D virtuales o impresos, y la utilización de isótopos radiactivos para guiar la cirugía. Los quirófanos incorporarán además un sistema de grabación cenital para filmar las intervenciones con fines formativos, sistemas avanzados de filtrado de aire, un diseño 100% ergonómico y equipamiento y otros sistemas tecnológicos de última generación.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.