El Virgen del Rocío supera los 200 trasplantes de riñón gracias a la solidaridad de los donantes vivos

El centro se convierte así en el hospital público andaluz con más experiencia de la comunidad en este tipo de implantes, habiendo valorado en consulta unos 700 posibles donantes.

El primer trasplante renal realizado en el hospital tuvo lugar el 25 de enero de 1979. 

Redacción. Profesionales de los equipos de trasplantes del Hospital Universitario Virgen del Rocío han superado ya los 200 trasplantes renales gracias a la solidaridad de las personas que deciden de manera altruista hacer una donación en vida.

En concreto, se han valorado en la consulta de donante renal de vivo más de 700 posibles donantes, habiéndose realizado 205 implantes de este tipo desde que hiciera el primero, el 25 de enero de 1979, entre dos hermanos que aún continúan en seguimiento en la Unidad de Trasplante Renal. Se convierte así en el hospital público andaluz con más experiencia de Andalucía en este tipo de implantes.

El trasplante renal de donante vivo es el que ofrece mejores cifras de supervivencia de tanto para la persona trasplantada como en años de vida del riñón trasplantado. De hecho, la Unidad de Trasplante Renal ha registrado que la supervivencia a los 10 años del receptor de un trasplante de donante vivo es del 93% y la del órgano trasplantado es del 90%.

Existen dos tipos de trasplantes tras una donación en vida de riñón. El primero de ellos es el directo, en el que se valora a la pareja donante-receptor que acude a la consulta, bien remitida por un médico o por iniciativa propia y, tras amplio estudio multidisciplinar, se declara al donante apto y uno de sus riñones se implanta de forma directa a su receptor.

Y el segundo, el cruzado, que consiste en el intercambio entre dos o más parejas que no pueden donar los riñones de forma directa a sus receptores por los motivos antes referidos. Esta actividad está organizada y coordinada en España por la Organización Nacional de Trasplantes (ONT). La experiencia y el buen hacer de todos los profesionales ha merecido la inclusión del hospital sevillano en el Programa Internacional de Trasplante Renal Cruzado este año. En él participan hospitales de Italia, Francia y Portugal, además de otros nueve centros españoles. Hasta la fecha, han efectuado un trasplante renal mediante este acuerdo, el pasado mes de julio, entre una pareja de Barcelona y otra de Italia.

La supervivencia a los 10 años del receptor de un trasplante de donante vivo es del 93%.

Ventajas de la donación en vida de un riñón. La donación en vida de un riñón permite trasplantar a pacientes de forma anticipada, esto es, sin tener que entrar en programa de diálisis. Prácticamente, así ha sido en la mitad de los trasplantes renales efectuados en los últimos años.




Además, amplía la posibilidad de trasplantar a pacientes que por incompatibilidad de grupo sanguíneo o estar inmunizados (por presentar anticuerpos frente a otros donantes) pueden pasar largos períodos de espera antes de poder recibir un trasplante. Para ello, o bien entran en el programa de donación renal de vivo cruzada, o bien se practican técnicas de desensibilización frente a los anticuerpos para evitar el rechazo del órgano. De hecho, los profesionales del Hospital Universitario Virgen del Rocío han realizado este año dos trasplantes de donante vivo con desensibilización frente anticuerpos.

Esta actividad ha contribuido a un aumento espectacular de trasplantes renales, hasta el punto de que solo el año pasado el Hospital Universitario Virgen del Rocío fue el que mayor número de injertos de riñón efectuó en España (200 en total, 185 adultos y 15 infantiles). De ellos, 17 fueron de donante de vivo: 15 en adultos y 2 infantiles.

Este incremento ha ido parejo al aumento de posibles donantes estudiados: 64 en 2015, 72 en 2016 y 82 en 2017. La distribución por tipo de relación en el donante se mantiene, con un predominio de cónyuges y padres/madres.

El pasado año el Virgen del Rocío fue el hospital que más injertos de riñón hizo en toda España.

Se trata, por tanto, una técnica que ha evolucionado mucho desde la década de los 80, cuando este tipo de procedimientos se realizaba se manera anecdótica. En la actualidad, sin embargo, está plenamente integrado en la actividad asistencial, ajustándose a las guías y recomendaciones de las de las distintas sociedades científicas nacionales e internacionales. Esto se ha conseguido, entre otros, gracias al esfuerzo y dedicación de los Dres. Rodríguez Algarra, Pereira Palomo y Gentil Govantes, especialistas que integraron en su día la Unidad de Trasplante Renal, según refiere el Dr. Bernal Blanco, actual responsable de la consulta de donante renal de vivo.

No obstante, es un perfecto ejemplo de procedimiento multidisciplinar, que engloba a los servicios de Urología – Nefrología, Nefrología Pediátrica y la Coordinación de Trasplantes directamente, junto a la colaboración de otros que realizan procedimientos específicos como la Unidad de Cuidados Intensivos, Inmunología, Medicina Nuclear, Radiología, Anestesiología, Medicina Interna, Dermatología, Cardiología, Salud Mental, Trabajo Social, la Comisión de Ética y los jueces, entre otros.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.