Emvisesa tramita las primeras 150 solicitudes de ayudas para inquilinos, propietarios, entidades y autónomos afectados por la crisis

Emvisesa ha recibido 38 solicitudes de arrendatarios de locales, oficinas y talleres propiedad de la empresa municipal.

0
199
clinica santa isabel

Redacción. El Ayuntamiento de Sevilla, a través de Emvisesa y en coordinación con la Delegación de Bienestar Social, Empleo y Planes Integrales de Transformación Social ha aprobado y puesto en marcha desde el pasado 15 de marzo diferentes programas de ayuda para aliviar los efectos económicos que la crisis de la COVID-19 está provocando en inquilinos, propietarios, autónomos, entidades sin ánimo de lucro y proveedores relacionados con la empresa municipal. Hasta el momento, se han validado ya 150 expedientes de ayudas por motivos económicos justificados vinculados con las consecuencias económicas y sociales de la pandemia a través de los distintos protocolos aprobados. Todos los procedimientos se encuentran en cualquier caso aún en marcha y Emvisesa ha puesto en marcha una campaña de difusión para informar sobre estas prestaciones y los requisitos asociados.

Emvisesa ha sido una de las primeras empresas promotoras de vivienda en poner en funcionamiento planes de ayuda integrales para personas afectadas por la COVID-19, dentro de la estrategia de apoyo social a familias que se coordina desde el comité de seguimiento municipal del coronavirus presidido por el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, y anticipándose a la normativa que se ha ido publicando en forma de Real Decreto-ley con posterioridad.

Hasta el momento, Emvisesa ha cursado 146 solicitudes válidas de personas que desean acogerse a alguno de los diferentes programas de ayuda para afectados por la COVID-19. Destacan las 108 solicitudes, un 74% del total, tramitadas por inquilinos de Emvisesa. Le siguen las 38 solicitudes, un 26% del total, presentadas por arrendatarios de locales, talleres y oficinas propiedad de Emvisesa, en su mayoría emprendedores autónomos que han visto su negocio cerrado o su actividad muy mermada.

“La empresa municipal de vivienda está demostrando de nuevo en esta grave crisis sanitaria su compromiso social y su apuesta decidida por dar respuestas adecuadas en un ámbito de tanta importancia como la vivienda. A diferencia de otras crisis, en estos momentos los hogares que se encuentren en una situación más vulnerable por las consecuencias de esta grave crisis pueden tener la seguridad de que su derecho a la vivienda o a los suministros básicos está garantizado a través de los dispositivos y programas que tiene en marcha el Ayuntamiento, así como el marco normativo establecido por el Gobierno central”, explicó el delegado de Bienestar Social, Empleo y Coordinación de Planes Integrales de Transformación Social, Juan Manuel Flores.

Estos programas se dividen en dos bloques. En primer lugar, las Ayudas a inquilinos. El 4 de abril la empresa municipal adaptó su protocolo de ayuda a inquilinos afectados por la COVID-19 al Real Decreto-ley 11/2020, de 31 de marzo, lo cual implicó que los solicitantes pudieran acogerse al programa de ayudas propias de Emvisesa o a las reguladas por la citada norma. El programa propio de Emvisesa cuenta con mejores condiciones para la mayor parte de los potenciales solicitantes y ha acumulado el 93% de las solicitudes, mientras que el Estatal ha recibido el 7% restante. Desde la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda, entidad coordinadora de las ayudas a inquilinos, se está estudiando caso por caso y recomendando el programa más beneficioso para cada solicitante.

Cada solicitud supone, de media, una ayuda de 256 euros mensuales. La previsión es  llegar a las 420 ayudas concedidas (un 15% del parque de alquiler), lo que tendrá un impacto sobre  Emvisesa de más de 107.000 euros mensuales.

El 55% de las personas que se han acogido al programa de ayuda propio de Emvisesa abonará una renta mensual equivalente al 10% de sus ingresos (con un mínimo de 75€ de renta mensual) hasta que se decrete el fin del estado de alarma o la empresa municipal lo anuncie en su sitio web. El 17% abonará una renta equivalente al 5% de sus ingresos mensuales disponibles (con un mínimo de 45 euros mensuales) y el 28% restante abonará 25 euros mensuales de renta de alquiler.

En el 59 % de las ayudas validadas los solicitantes se han visto afectados por un expediente de regulación de empleo (ERTE); en el 23 % se trataba de autónomos obligados a un cese de actividad; un 5 % de las familias han sufrido ambas casuísticas, mientras que en el 13 % restante se ha dado una situación de desempleo que afecta a la unidad de convivencia.

Ayuda a autónomos

Emvisesa ha recibido 38 solicitudes de arrendatarios de locales, oficinas y talleres propiedad de la empresa municipal. En su mayoría se trata de emprendedores y pequeños empresarios autónomos que han visto sus negocios cerrados o su actividad muy mermada a causa de la COVID-19.

El 89,5% de las solicitudes están completas o en trámites de completarse tras los requerimientos oportunos por parte de Emvisesa, mientras que el 10,5% restante aún tienen la oportunidad de ajustarse a los requisitos exigidos en el protocolo de ayuda.

Una vez aprobadas las ayudas y de manera general, los solicitantes gozarán de un aplazamiento por el que podrán dejar de abonar hasta el 50 % de sus recibos de alquiler entre los meses de abril y diciembre de 2020 y abonar la diferencia en 24 meses a partir de enero de 2021, sin gastos ni intereses de ningún tipo.

Las 38 solicitudes tramitadas supondrían que Emvisesa aplazaría hasta 94.726 euros de rentas en 24 meses. La media es de hasta 2.500 euros de aplazamiento por solicitud de ayuda aprobada. La previsión es llegar  a las 94 ayudas concedidas (un 30% del parque de locales comerciales, talleres y oficinas), Emvisesa aplazaría aproximadamente 235.000 euros de renta a 24 meses.

Se trata de un paquete de medidas que ofrece diferentes opciones a las que pueden acogerse quienes hayan visto empeorar su situación económica a causa de la crisis provocada por la pandemia de la COVID-19. El sitio web emvisesa.org detalla los diferentes programas disponibles, los requisitos de acceso y ofrece una página de ayuda y 16 líneas telefónicas de atención para los interesados. Además, se ha previsto que las solicitudes de ayuda puedan tramitarse completamente de manera telemática, en consonancia con lo establecido por la normativa y para evitar desplazamientos y contribuir a reducir los contactos entre personas. El trámite se realiza mediante formularios alojados en el sitio web emvisesa.org y se ofrecen alternativas a la documentación a presentar. En caso de no poder aportar un certificado de Vida Laboral, de empadronamiento o la Declaración de la Renta, se ofrece la posibilidad de descargar y cumplimentar una declaración responsable.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here