Endocrinología del Valme consolida la atención telemática del paciente diabético durante la pandemia

La eficiencia en la atención la avala las más de 3.000 teleconsultas llevadas a cabo en Diabetes desde el inicio de la alerta dentro del cómputo total junto al servicio de Nutrición.

0
243
Consulta diabetes Valme.
clinica santa isabel

Redacción. Endocrinología es uno de los servicios clínicos del Hospital Universitario de Valme que acumula previamente a la crisis sanitaria experiencia en formación grupal y teleconsulta dentro del ámbito de la atención diabetológica. Las limitaciones presenciales para la asistencia sanitaria durante la pandemia han permitido intensificar dicha línea de trabajo en este centro, ampliando la complejidad de las prestaciones virtuales y consolidando la atención telemática más allá de la excepcionalidad actual.

Como resultado de la progresiva incorporación de nuevas tecnologías en torno al abordaje de la Diabetes, el servicio de Endocrinología del Hospital Universitario de Valme inició una línea asistencial innovadora con un pequeño grupo de pacientes y de endocrinólogos. La educación diabetológica junto a la monitorización a distancia de glucosa y de las bombas de insulina fueron los apartados manejados telefónicamente de forma inicial. Sin embargo, ese grupo vinculado a la telemedicina ha ido creciendo en el último año dados los extraordinarios beneficios obtenidos para una patología prevalente en el contexto poblacional del área sur de Sevilla: gran extensión geográfica y municipios distantes de más de 60 kilómetros de su hospital de referencia, Hospital Universitario de Valme.

La tecnología permite que el paciente descargue en su ordenador/móvil los datos a través de los cuales se monitoriza su evolución y que el endocrinólogo/enfermero, a distancia, realicen su seguimiento al respecto de la programación de la bomba o de las dosis/tipo de insulina en terapias con inyecciones subcutáneas de insulina.

Eficacia, eficiencia y satisfacción de la telemedicina aplicada a la Diabetes

La experiencia adquirida ha permitido consolidar en este centro durante la pandemia una nueva organización asistencial, ampliando la complejidad de las prestaciones no presenciales en Diabetes. El resultado es eficacia, eficiencia y mayor satisfacción de sus usuarios.

La eficiencia en la atención la avala las más de 3.000 teleconsultas llevadas a cabo en Diabetes desde el inicio de la alerta dentro del cómputo total del servicio de Endocrinología y Nutrición, cuyo balance para la globalidad de esta especialidad médica sobrepasa las 5.000 (patología tiroidea funcional, adrenal, hipofisaria…).

Se trata de todas las consultas de revisión o recogida de resultados y también de la mayoría de las primeras consultas. En un porcentaje elevado de los casos, más del 70%, se han resuelto telefónicamente sin necesidad de requerir la presencia física del paciente.

Desde el día 13 de marzo, este servicio clínico ha mantenido la formación para colocación de sensores de monitorización continua de glucemia asociado a bomba (sistema integrado), la formación en renovación tecnológica de sistemas bomba-sensor y la formación de inicio de implantación de sistemas Flash. En este último caso, su seguimiento telemático ha estado favorecido a través del envío a domicilio de sensores flash, promovido desde el Servicio Andaluz de Salud y el Plan Andaluz de Diabetes. Como novedad, este hospital ha incluido la implantación de nuevas bombas de insulina con formación telemática. Ha sido una formación desde casa, encargándose el centro de gestionar los dispositivos y todo el material fungible para que fuera recibido directamente por los pacientes en su domicilio.

Asimismo, se han implementado las videoconferencias para sesiones grupales de educación diabetológica, suspendidas en su forma presencial por el riesgo de contagio al inicio de la crisis sanitaria.

Además, en cuanto a gestión interna, ha proseguido sin interrupción durante la alerta la consultoría telefónica diaria con atención Primaria. Una herramienta que permite la comunicación fluida entre ambos niveles asistenciales en beneficio de la continuidad asistencial de los pacientes.

Cerca de 1.500 pacientes se benefician en el sur de la provincia de Sevilla como usuarios potenciales

Desde el Hospital Universitario de Valme se atiende a una población de 1.429 pacientes con diabetes Tipo 1, claros usuarios potenciales de la telemedicina. La patología diabética (tipo 1, 2 y otros tipos de diabetes) supone el 60% de la actividad de este servicio clínico.

El balance satisfactorio lleva consigo que la línea de trabajo telemático potenciada durante la pandemia se mantenga en la normalización asistencial. Evita desplazamientos, agiliza tiempos de respuesta, descongestiona consultas y salas de espera y evita riesgo de contagios durante el proceso de transición.

Las novedades que ha supuesto el trabajo telemático durante estos dos últimos meses es que la telemedicina ha pasado a ejercerse por todos los médicos del servicio que atienden Diabetes y por prácticamente todos los pacientes con bomba y/o monitorización continua de glucosa. Esto ha supuesto un esfuerzo importante de adaptación, tanto por parte de los profesionales como por los pacientes con menores conocimientos y habilidades en TICs.

La nueva organización asistencial incorpora una sola visita presencial anual de alta resolución en la mayoría de los pacientes con Diabetes tipo 1. El mismo día, con atención por parte de endocrinólogo y enfermero educador, se extrae analítica de control, se realiza retinografía digital de cribado/exploración cribado pie diabético, se refuerza educación diabetológica y se hace la consulta médica. Por su parte, las visitas intermedias (tanto programadas, como a demanda del paciente por problemas/dudas clínicas que surgiesen), también se pueden mantener en forma no presencial.

Precisamente, el grado de satisfacción de la asistencia y formación telemáticas en Diabetes que se están llevando a cabo en el Hospital Universitario de Valme es manifiesta por parte de los propios pacientes. Desde la Asociación de Diabetes de Morón agradecen al hospital por “saber adaptarse tan bien y tan rápido a la situación actual, intensificando la formación y asistencia desde nuestros domicilios”. Fabiola Rey es su presidenta y paciente de la Unidad de Diabetes de este hospital sevillano. Tiene 44 años de edad y diabetes tipo 1 desde los 12 años. Es paciente experta y formadora en escuela de pacientes. Desde su experiencia destaca lo “últil, práctico y cómodo de la vía telemática, especialmente para áreas sanitarias con pacientes distantes del hospital”.

Según la responsable del servicio de Endocrinología, Mª Victoria Cózar, “el área sur de Sevilla ha vivido una transformación digital espectacular en un corto período de tiempo, con formación en tiempo récord, apoyada en la motivación inducida por la necesidad de evitar desplazamientos, pero también en la implicación de los profesionales y la colaboración de los usuarios”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here