Especialistas del HLA Santa Isabel intervienen con éxito a un paciente de más de 195 kilos

Una intervención singular, pues a partir de los 160 kg se necesita material especial.

Especialistas del HLA Santa Isabel durante una intervención.
Especialistas del HLA Santa Isabel durante una intervención.

Redacción. La Unidad de Cirugía Bariátrica de HLA Santa Isabel ha intervenido a un paciente de más de 195 kg. Se trata de la primera operación que se realiza a una persona de estas características en el centro. Una intervención especial, pues el peso medio de las operaciones que se realizan en el centro es de 120 kg y a partir de los 160 kg se necesita material especial.

La técnica elegida ha sido el bypass gástrico laparoscópico y se ha realizado de forma exitosa de la mano del equipo del Dr. David Molina Garcia, coordinador de la sección de cirugía bariátrica y metabólica de la Unidad Integral de la Obesidad del hospital. “Se trata de una intervención especial, pues el peso medio de las operaciones que realizamos es de 120 kg y a partir de los 160 kg necesitamos material especial”, explica el profesional del HLA de Sevilla, que también forma parte de la Unidad de Cirugía General y del Aparato digestivo de HLA Los Naranjos de Huelva.

Para la intervención se necesitó, además del equipo habitual, unos trocares de laparoscopia extralargos. Estos se utilizan como puertos de entrada dentro de la cavidad abdominal. Los convencionales son de 10cm, pero para este tipo de casos se necesitan unos especiales de 15 cm.

Adicionalmente se requirió de una mesa quirúrgica para pacientes de más de 200Kg. Este tipo de mesa, además de soportar mayor peso, permite intervenir tanto en posición horizontal como en las posiciones forzadas que a veces requiere la cirugía bariátrica, garantizando la seguridad del paciente con los diferentes mecanismos de sujeción y agarre.

“En esta situación específica se requiere colocar al intervenido en posición de Morestin o AntiTrendelemburg, muy próxima a la posición vertical, a veces con inclinaciones superiores a los 45º-60º, por lo que el paciente precisa de un apoyo en los pies, así como de mecanismos de sujeción en muslos y miembros superiores. El objetivo de esta posición es que todo el paquete intestinal descienda hasta la pelvis, facilitando al cirujano el campo de trabajo en estómago y primeras porciones del intestino delgado”, explica el Dr. Antonio Almazán, responsable de urgencias y quirófano.

El bypass gástrico laparoscópico es uno de los procedimientos que más éxito tiene en la pérdida de peso, al tener un doble mecanismo de acción, un componente restrictivo y otro malabsortivo, es decir, por una parte, se disminuye la capacidad del estómago, y por otra, se puentea unos 150 cm de intestino delgado para que no se absorban parte de los alimentos, especialmente las grasas. Pero por sus características específicas y por seguridad solo se utiliza en pacientes seleccionados, que cumpla determinados requisitos. “Para cumplir con estos requisitos y poder ser intervenido, el paciente perdió más del 10% de su peso previo a la cirugía”, añade el especialista.

La operación, que se realiza por vía laparoscópica, tiene una duración de 2 horas aproximadamente con una estancia hospitalaria media de 3 días, siendo lo normal que el primero de ellos sea en la sala de reanimación postquirúrgica para un control pormenorizado al paciente.

Además de esta intervención, la Unidad Integral de la Obesidad del HLA Santa Isabel ha llevado a cabo 8 gastrectomías verticales o mangas gástricas y realiza otros procedimientos como el balón intragástrico y la cirugía endoluminal primaria de la obesidad (P.O.S.E), tratamientos realizados sin necesidad de incisiones externas, para conseguir que los pacientes pierdan el exceso de peso, favoreciendo el desarrollo de hábitos saludables.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.