Colocan en Estepa una veintena de nidales para aumentar la biodiversidad

Además se mejora el ecosistema, y se enriquece el patrimonio natural de Estepa.

Es una medida ambientalista.

Redacción. El Área de Parques y Jardines del Ayuntamiento de Estepa y el Grupo Ornitológico Zamalla ha instalado cajas nido para aves en zonas verdes para ayudar a combatir las plagas y evitar el uso de productos fitosanitarios.

En los ecosistemas naturales se mantiene un equilibrio entre depredadores y presas. Éste puede verse alterado cuando una de las dos partes aumenta o disminuye su número drásticamente, poniendo en peligro ese ecosistema.

Cuando ese desequilibrio afecta negativamente al ser humano la especie descontrolada puede convertirse en plaga. En su sentido más amplio, una plaga se define como cualquier especie animal que el hombre considera perjudicial a su persona, su propiedad o al medio ambiente.




En total se colocaron 20 nidales en Estepa.

Cada vez en más regiones, cooperativas, agricultores y ayuntamientos apuestan por buscar alternativas ecológicas sin ningún impacto negativo para los seres humanos.

Existen multitud de técnicas para disminuir la incidencia del organismo perjudicial, utilización de plantas atrayentes de depredadores, plantas repelentes de plagas, trampas de ferormonas, utilización de endoparásitos o mejora del hábitat, entre otros.




Se han colocado una veintena de nidales artificiales con el fin de mejorar el hábitat para la reproducción de ciertas aves, llamada trogloditas, que son voraces depredadoras de orugas, pulgones, mosquitos.

Entre estas especies destaca el Carbonero común (Parus major) una de las que mejor ocupan estos nidales, ya que necesitan de huecos para sacar adelante a su numerosa nidada. Cada pareja llega a consumir decenas de kilos de insectos plaga, esto es bien sabido por numerosos agricultores que se benefician de esta ayuda colocando cajas nido en sus olivares o naranjales.

El principal objetivo de este trabajo es controlar la población de la procesionaria del pino (Traumatocampa pityocampa) además de otras que afectan a las plantas ornamentales. El Grupo Ornitológico Zamalla desarrolla desde el año 2004 un proyecto similar en el pinar de Gilena gracias al cual se ha conseguido eliminar como plaga en el área de influencia de las cajas nido.

Se espera que las aves tomen las cajas nido como su hogar.

Además se consigue otros objetivos muy importantes como el aumento de la biodiversidad, mejora del ecosistema, enriquecimiento del patrimonio natural de Estepa, educación y concienciación ambiental.

Se realizará un exhaustivo seguimiento de la plaga y de las cajas nido para comprobar que han sido tomada por las aves, así como su limpieza y mantenimiento. Por este motivo se ruega a la ciudadanía que respeten estos nidos especialmente durante la época de cría y que contacten con el Grupo Zamalla o el Ayuntamiento si se detectan cajas en mal estado o en el suelo.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.