‘Extra de choco’, una comedia atlética sobre el culto al cuerpo

La obra, creada y dirigida por Nacho Gómez, llega mañana a La Fundición con una propuesta de teatro absurdo que aborda el poder de la imagen y las presiones sociales.

Nacho Gómez es el director y creador de la obra.

V.G.M. Uno también puede ir al teatro para reírse de sí mismo. Esto es lo que sucede si acude estos días a la obra Extra de choco en La Fundición, donde se representa del 31 de enero al 3 de febrero. Nacho Gómez, su creador y director, la define como “una comedia atlética” sobre los gimnasios, a los que la mayoría de la gente acude “más por relacionarse que para hacer deporte“, afirma.

Gina Escánez, Néstor Barea y Nacho Gómez son los protagonistas de esta historia que cuestiona desde el humor el boom de los gimnasios como un hecho ligado al culto al cuerpo y la preocupación por la apariencia física.

La idea surge de una anécdota del director con una amiga. Nacho cuenta que esta se apuntó a un gimnasio y no entendía algunos de los títulos que se usaban para designar las clases que se ofrecían. “Había una con un nombre muy raro que resultó que al final iba de bailar“, bromea. “A partir de ahí hilamos el tema con lo absurdo”, continúa el autor.




Extra de choco también trata el tema de las redes sociales, en las que, según el director, “se intenta mostrar una imagen más exitosa, más joven y más divertida de nosotros mismos, pero no cómo realmente somos“. Y, al final, “estamos sujetos a dicha imagen”, analiza.

La obra enfrenta dos realidades: la de lo cotidiano frente a la que fabricamos para compartir con los demás, todo ello a través de situaciones que rozan lo absurdo y el disparate. “Intentamos siempre aparentar una imagen”, explica Nacho, que está muy ligada al concepto de acudir al gimnasio para encajar en la sociedad más que para practicar deporte.

Extra de choco se representa hasta el 3 de febrero en La Fundición.

Así, la obra caricaturiza situaciones “por las que hemos pasado todos“, asegura el director. No obstante, lo hace desde los rasgos existencialistas propios del teatro absurdo, que sirven para cuestionar lo preestablecido desde la ironía y la incoherencia.

Mundobobo es la productora de Extra de choco. Una compañía dirigida por Nacho Gómez cuyo motor es el teatro absurdo. Sus obras recrean situaciones o espacios cotidianos dándoles un giro para buscar lo ridículo y lo cómico. “Este género conecta muy bien con el público, sirve para reírte de ti mismo“, explica, “te permite decir cosas exageradas sin que se sientan atacados”, recalca.

La obra es una producción de la compañía de teatro absurdo Mundobobo.

Como actor, Nacho Gómez se licenció en la Escuela Superior de Arte Dramático de Sevilla. Desde entonces ha participado en series como Hospital Central, La que se avecina, Sin tetas no hay paraíso, Arrayán o Amar en tiempos revueltos. También se ha subido a los escenarios para interpretar textos como El pelo de la dehesa, Cyrano, Rafael Alberti o Memorias de un caballo andaluz.

El texto reflexiona sobre el culto al cuerpo y las presiones sociales.

Desde hace algunos años, el actor se interesó por la dirección y la creación artística. Así, cinco años atrás creó la compañía Teatro Exiguo, con la que ha realizado tres montajes: Asesinato bajo una farola, La rendición de Brenda (con tres nominaciones a los Premios Lorca del Teatro Andaluz 2017) y Las ratas.

La comedia absurda es el motor creativo de Nacho, con ella busca el disfrute del público. Este tipo de obras “te permiten tratar temas desde el humor que desde otra perspectiva serían mas delicados“, explica. En Extra de choco el público “va a ver situaciones por las que todos hemos pasado” con el único fin de “reír por reír”, concluye.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.