Tusam

Gonzalo Andino, director de Circada: “En el circo hay un sentir mayoritario de solidaridad”

El festival circense sevillano estrena esta semana su certamen Panorama Circada, un escaparate para nuevos proyectos con el que se pretende "descubrir propuestas e incidir en la dinamización del mercado del circo".

El certamen Panorama Circada se desarrolla del 13 al 16 de junio en las calles de la capital.

V.G.M. Desde hace unos días, las calles de Sevilla son testigo de impensables acrobacias, un humor irresistible y arte en todas sus vertientes. El festival Circada inunda la capital de espectáculos circenses que alegran a niños y mayores.

Dentro de su amplia programación, del 13 al 16 de junio se celebra el certamen Panorama Circada. Una oportunidad para que nuevos proyectos establezcan contacto con promotores, favoreciendo así su entrada en el circuito de programación nacional.

Un total de 22 compañías saldrán estos días a las calles para mostrar sus propuestas circenses y cautivar, no solo al público, sino al jurado, formado por casi 30 profesionales especializados en circo provenientes de todo el país.




Entre los premios, ademas de la dotación económica (1.500 euros el primero y 500 el segundo), cabe destacar la contratación para Circada el próximo año, así como los Premios Especiales del Jurado, que suponen más de 20 contrataciones por parte de programadores de toda España.

El sevillano Gonzalo Andino es el director de este festival que, en su primera semana, ya ha superado los 14.000 espectadores. Hablamos con él sobre este certamen.




El certamen sirve de escaparate a nuevos proyectos.

-¿Sentíais como una responsabilidad hacer de Panorama Circada un escaparate para nuevos proyectos?
-La sección OFF del festival iba ganando cuerpo y se fue convirtiendo en un certamen con bastante peso, con una convocatoria fuerte y compañías de mucha calidad. Lo que hemos hecho es reforzarlo con la presencia de más programadores y premios. Como festival, siempre nos hemos considerado un proyecto instrumental, queremos ser una herramienta para el desarrollo del circo, intentado atender al espectro más amplio posible dentro de nuestras posibilidades económicas. Con este certamen, más que descubrir compañías, se pretende descubrir proyectos nuevos e incidir en la dinamización del mercado del circo. Hacemos un servicio a estas compañías, pero también a los programadores, que descubren nuevas propuestas, pues este año se han presentado más de 100 compañías.

El sevillano Gonzalo Andino, un experimentado gestor cultural, es el director de Circada.

-¿Recuerdas algunas propuestas que hayan sido impulsadas gracias al festival?
-Algunas compañías que vinieron hace muchos años y me consta que su paso por Circada les ha sido importante son Cirk About It, de León, que ahora es una de las más destacadas en España. También los UpArte, de Murcia, un colectivo de acróbatas ahora muy reconocido. El año pasado, por ejemplo, compañías como el Fedito o Faltan 7 se fueron de aquí con una gira prácticamente montada, consiguieron varios contratos y una distribuidora. Hay varios casos de compañías que por venir a Circada les ha dado un giro su situación y eso a nosotros nos gusta. Para nosotros también es un gran patrimonio poder ofrecerles el público tan maravilloso que tenemos.

-¿Es difícil hoy en día triunfar con un proyecto de circo e incorporarlo al circuito de programación?
-Es difícil triunfar en cultura en general, pero sí creo que en circo existen más oportunidades que en otros ámbitos escénicos. Con un poco de suerte y una producción digna, hay una probabilidad más alta que en otros ámbitos. El mercado está menos saturado, también el circo está empezando a entrar con fuerza en las programaciones. Ahora mismo se está haciendo muy buen circo, hay espectáculos que hacen hasta 50 o 60 funciones al año.

El sábado 15 de junio se organiza un encuentro entre artistas y programadores.

-¿Qué nos puedes decir sobre el jurado?
-Está compuesto por 25-30 personas. Sobre todo hemos buscado que sean profesionales bastante especializados en circo. Hay programadores de festivales, espacios o instituciones y distribuidores. Al dar premios, queremos que haya un rigor, que sepan de circo. También esto nos da la oportunidad de generar un encuentro entre profesionales especializados.

-El sábado 15 organizáis un encuentro entre artistas y promotores, ¿ha tenido sus frutos en pasadas ediciones?
-De estas reuniones cortas surgen contratos de espectáculos. En total hay 22 compañías que se reunirán con los miembros del jurado, distribuidores y programadores para futuros acuerdos de trabajo.

Gonzalo asegura que en el mundo circense “la gente se echa una mano y celebra las victorias de los demás”.

-A título personal, siempre has estado ligado al mundo de las artes escénicas, pero, ¿qué te atrajo en concreto del circo?
-Empecé dedicándome a la gestión cultural de artes de calle y me llamó la atención la capacidad que tienen de modificar el paisaje urbano, la rutina de las personas y su frescura. Según iba yendo a más festivales, iba viendo todo tipo de propuestas, pero notaba que el circo que se hacía era cada vez mejor y ocupaba más espacio en la programación. Fue como un momento de intuición hace unos doce años, en el que detecté un movimiento bastante imparable. Finalmente, así ha sido. Internamente, trabajar con gente de circo es una maravilla. En esos años, aunque estábamos todos en la ruina, por lo menos tenía ese asidero: trabajar con gente que venía con otra mentalidad y energía. En otros ámbitos artísticos había gente muy quemada que proyectaba muy mala onda. De repente, estar en un sitio en el que, a pesar de que la precariedad era grande, había muchas ganas de construir. A mi eso de alguna manera me salvó. Aunque hay de todo, en el circo se percibe un sentir mayoritario de construcción, de unión y solidaridad. Se celebran las victorias de uno como propias. La gente se echa una mano y tiene ganas de que pasen cosas y de que pasen bien.

El director del festical asegura que cada año aumenta el público sevillano, así como su capacidad crítica.

-Actualmente, ¿cómo definirías el panorama circense en Sevilla? ¿Valoran los sevillanos el circo?
-En Sevilla se está viviendo un momento muy interesante, reflejo de él ha sido la reciente gala que hemos celebrado en El Central, con solo artistas sevillanos y siete estrenos. Sevilla tiene un potencial artístico muy importante, quizá lo que le falta es una estructura. Que empiece a haber compañías que produzcan en formato de espectáculo largo. Hay espacios que están haciendo un trabajo muy bueno, como Espacio Vacío y La Nave, que están generando una cantera. Se visualiza un movimiento pequeño, pero que existe y que tenemos ganas. 
Respecto al público, en Circada aumenta cada año y se siente cada vez una mayor masa crítica. Antes la gente no sabía muy bien a lo que venía, ahora en general sí conoce bastante bien cuál es nuestra propuesta. Si te infiltras en los corros de público se comenta lo que vieron el año anterior, lo que tienen ganas de ver, lo que no… Tenemos corros con más de 1.000 personas con mucha frecuencia. Hacer un espectáculo en la calle tiene mucho peligro, se crean cambios de energía muy raros porque de repente se para mucha gente pero al momento se va. Nosotros por ejemplo en Las Setas, que es muy céntrico, hacemos el espectáculo arriba, y desde media hora antes ya tenemos gente sentada esperando.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.