Tusam

Interestelar pone a saltar al público sevillano en su primera jornada

La tarde empezó con altas temperaturas y grupos como Invaders, La M.O.D.A o Zahara, para concluir con un considerable aumento de público que disfrutó de artistas como Iván Ferreiro, Rozalén o Fangoria.

El calor no impidió a los primeros en llegar disfrutar de grupos como La M.O.D.A. / Foto: Nerea Coll.

V.G.M. Más de 20.000 festivaleros acudieron a la primera jornada de Interestelar 2019. Las altas temperaturas al inicio de la tarde no impidieron el disfrute del público con los primeros grupos que estrenaban los cuatro escenarios del recinto.

Los valencianos Invaders abrían la tarde de música con su propuesta underground y electrónica a las 18.00 horas. Hacía calor y el público aún seguía llegando a las zonas de acreditación, instaladas fuera de la pradera del CAAC. Le seguían Morgan y La M.O.D.A, esta última, llegada desde Burgos, fue capaz de hacer notar a un público que ya llenaba el recinto y cantaba las letras de temas como 1932, Héroes del Sábado o La inmensidad.

A las 20.00 horas era el turno de la jiennense Zahara, que ponía un toque sentimental e íntimo a la tarde con canciones como Con las ganas u Hoy la bestia cena en casa. Esta última también hizo bailar a los festivaleros, atraídos por su pegadiza coreografía. A la misma hora que la andaluza le tocaba a Muerdo subirse al escenario Coolway, donde compartió sonidos más cercanos al reggae.




Los clásicos y el intimismo del vigués Iván Ferreiro -antiguo líder de Los Piradas-, que llegaba con un público fiel y consolidado, pusieron el toque posiblemente más melancólico e indie de la jornada, con títulos como Años 80 o El pensamiento circular, que fueron coreados con entusiasmo.

Rozalén trajo como invitado sorpresa a El Kanka, muy querido por el público sevillano.

Ya a las 22.00 horas, el gallego dio paso a la manchega Rozalén, una de las voces más esperadas de la noche. Y la cantante no defraudó. Su compromiso social y su optimismo inundaron la pradera del CAAC y contagiaron a un público que abarrotaba cada espacio frente al escenario Cruzcampo. Las temperaturas habían descendido y los festivaleros, de todas las edades, estaban dispuestos a disfrutar de la artista, que compartió temas como Será mejor, La llorona, Comiéndote a besos, La puerta violeta, 80 veces, Vivir, Justo o Girasoles.




Hubo además sorpresa durante la hora y pico en la que la manchega estuvo sobre el escenario. El Kanka, tan querido por el público sevillano, se subía para acompañar a su amiga en el tema Me arrepiento. Los asistentes se volcaron con el dúo, que hizo vibrar a todo el recinto con sus divertidos bailes y su más que evidente y contagiosa compenetración.

Rozalén no solo cantó, también compartió con el público sus inquietudes acerca de temas como la memoria histórica, el feminismo o las enfermedades de transmisión sexual. Todos ellos incluidos en sus canciones.”Quiero que esta noche no solo sea un concierto, sino que haya momentos de reflexión, emoción, diversión y muchas ganas de vivir”, decía la manchega, que no dudaba en expresar sus sentimientos “cómo es posible que con tanto calor se me pongan los pelos de punta” y en agradecer al público su acogida “gracias por oír estas canciones que nacen de lo más íntimo, ojalá nunca me falten temas que os sirvan”.

Sobre las 23.00 horas les tocaba a Second, una banda que se ha convertido en un clásico del festival. Procedentes de Murcia, presentaron sus temas cercanos al indie y al rock, tales como Mira la gente Rincón exquisito. Un poco más tarde, sobre las 24.00 horas, llegaba el turno del rapero Shotta, que compartía sus versos en el escenario Coolway. El sevillano se metió al público en el bolsillo con uno de sus temas más conocidos, Felicidad.

Fangoria ponía el broche final a una noche llena de música y ambiente festivo./ Foto: Nerea Coll.

Para ponerle el broche final a la noche llegaba Fangoria. El grupo trasladaba a los sevillanos a la movida madrileña con temas como Espectacular, Ni tú ni nadie, la mítica A quién le importa o Historias de amor. Hubo nostalgia y aires frescos durante la más de hora y media que duró la actuación de Alaska y Nacho Canut.

Quien quiso continuar la fiesta pudo hacerlo ya pasada la 1.30 horas de la madrugada con los Dj’s en la carpa Obbio o los sonidos más fiesteros de Mueveloreina a partir de las 2.05 horas en el escenario Coolway.

En total 42 artistas crean la banda sonora de esta edición en los cuatro espacios musicales que hay en el festival (Escenario Cruzcampo, Escenario CoolWay, Escenario J&B y Carpa Obbio). Las propuestas sevillanas de este cartel vienen de la mano de Toteking + A Contra Blues o Shotta. La segunda jornada comienza hoy a las 18.00 horas y tendrá como público a unos festivaleros interestelares que ayer se quedaron con ganas de mucho más.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.