Itálica contabiliza casi 53.000 visitas hasta abril

c

0
46
Itálica acoge visitas nocturnas guiadas sobre cultos y supersticiones

Redacción. El conjunto arqueológico de Itálica, enclavado en Santiponce y que aspira a la declaración de Patrimonio Mundial como exponente del urbanismo y la arquitectura en la etapa del emperador Adriano, contabilizó entre enero y abril de este año 52.957 visitas, tras haber cerrado todo el ejercicio 2021 con 84.017; frente a los 168.224 visitantes contabilizados en 2019, último año completo previo a la pandemia.

Según la última y reciente actualización de la Estadística de la Red de Espacios Culturales de Andalucía, las ruinas de Itálica, caracterizadas por su espectacular anfiteatro, registraron entre enero y abril de este año, es decir, en el primer cuatrimestre, 52.957 visitantes, cifra que supera ya los 51.017 visitantes contabilizados entre enero y octubre de 2021, un año todavía marcado en su primer tramo por las restricciones frente a la pandemia de coronavirus Covid-19.

En ese sentido, el emblemático recinto arqueológico de Itálica cerro 2021 con un total de 84.017 visitas, muy lejos de las 168.224 visitas de 2019, el último año completo antes de la irrupción del Covid-19 y con el mismo las limitaciones y restricciones, ya levantadas.

Control de visitas

Empero, cabe recordar que tiempo atrás, el Grupo de Adelante/IU en el Ayuntamiento de Santiponce denunciaba que como consecuencia de la «falta de personal» en el conjunto arqueológico de Itálica, «durante las fiestas y los fines de semana, las taquillas del monumento se cierran y quedan sustituidas por un cartel que indica la entrada libre», lo que «impide contabilizar las visitas reales».

En cuanto al conjunto arqueológico de Carmona, cuya extensa necrópolis romana fue el primer yacimiento arqueológico en abrir sus puertas al público en España el 24 de mayo de 1885, cosechó entre enero y abril de este año 12.516 visitantes, después de cerrar 2021 con 22.918 visitas y de que en todo el año 2019 contabilizase 39.566 visitas, con lo que una proyección de las cifras del primer cuatrimestre dibuja una recuperación del ritmo de visitas.

Este enclave, recordémoslo, ha sido recientemente objeto de una investigación para esclarecer si las «anomalías geofísicas» detectadas en 2020 junto al mausoleo circular de la necrópolis corresponden a otro mausoleo y si este posible sepulcro hasta ahora desconocido, cuenta con una cámara subterránea.

San Isidoro del Campo

El monasterio fortificado de San Isidoro del Campo, fundado en 1301 en Santiponce, cerca de las ruinas de Itálica, y joya del gótico y el mudéjar, contabilizó entre enero y abril de este año 12.041 visitas, después de cerrar todo el año 2021 con 19.850 visitas, lo que arroja igualmente una clara recuperación de la afluencia de visitantes. Este monumento, recordémoslo, obtuvo una marca de 41.556 visitas en 2019, antes de la irrupción de la pandemia.

En cuanto al conjunto arqueológico del antiguo asentamiento romano de Munigua, enclavado en la ladera de una colina de unos 150 metros de altura, en lo que actualmente constituye el término municipal de Villanueva del Río y Minas, contabilizó entre enero y abril de este año 3.745 visitas, después de que registrase un total de 10.270 visitantes durante 2021.

Fundada en el siglo I antes de la era actual para la explotación de los recursos mineros de la zona de Sierra Morena donde se ubica, –principalmente cobre y hierro–, esta población prosperó hasta convertirse en «centro económico, político y religioso» de su entorno durante los cuatro primeros siglos de la era en curso.

Sin datos de los Dólmenes de Valencina

Los dólmenes de La Pastora y de Matarrubilla, enclavados en Valencina de la Concepción y legado del asentamiento humano que habitó el sector norte de la cornisa del Aljarafe durante la Edad del Cobre, siguen sin ser contabilizados en la citada estadística.

Tras permanecer cerrados desde el comienzo del primer estado de alarma por la pandemia alegando motivos de prevención frente al virus, a comienzos de 2022 trascendía que el ‘tholos’ de La Pastora ya había recuperado sus visitas culturales, mientras el de Matarrubilla seguía cerrado porque el propietario de la finca donde se ubica no permitiría el tránsito por el camino que conduce al recinto megalítico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here