La Crónica de Nuremberg, un tesoro en la Biblioteca de la Universidad de Sevilla

El documental presenta brevemente esta obra de 1493 y describe su proceso de restauración.

0
257
Restauración de La Crónica de Nuremberg.
clinica santa isabel

Redacción. La Biblioteca Rector  Antonio Machado y Núñez, donde se custodia el Fondo Antiguo y el Archivo Histórico de la Biblioteca de la US, cuenta con decenas de miles de libros antiguos. Entre ellos está una colección de libros impresos entre 1454, cuando se imprime la Biblia de Gutemberg, y el 1501, que reciben el nombre de incunables.

La Sección de Fondo Antiguo y Archivo Histórico de la Biblioteca de la Universidad de Sevilla ha realizado un documental sobre el Liber chronicarum, también llamado La Crónica de Nuremberg, uno de los títulos más conocidos de la historia del libro impreso.

Incunable de estampa

Este incunable es una de las joyas de la Biblioteca, y uno de los más conocidos por los historiadores y bibliófilos. La Crónica de Nuremberg fue impreso en la ciudad alemana de Nuremberg en 1493 e ilustrado con más de mil doscientos grabados en madera. El documental, de 13 minutos de duración, presenta brevemente la obra y describe su proceso de restauración.

Una de las circunstancias que hacen de la Crónica de Nuremberg un libro tan especial son sus más de ochocientas estampas xilográficas, estampas góticas, de una gran calidad artística, dándose por sentada en algunas de ellas la mano de Alberto Durero, que había trabajado como aprendiz en el taller de Wolgemut y Pe¡iedendurf.

Entre estas estampas abundan las de ciudades bíblicas, como Jerusalén, Babilonia, Nínive, etc… así como ciudades actuales, como Colonia, Constantinopla, Florencia, Venecia, o Roma, entre otras muchas.

Serie divulgativa

En la Biblioteca de la Universidad de Sevilla se conservan tres ejemplares de la CN. Uno de ellos tiene un origen conocido: la Biblioteca del Colegio de San Acacio, fundada por el cardenal Gaspar de Molina como primera biblioteca pública se Sevilla, cuyos fondos se incorporaron a la Universidad en el año 1840.

De los otros dos se ignora la procedencia, aunque presumiblemente son fondos conventuales, incautados por la desamortización de Mendizával.

Se inaugura con este trabajo una nueva serie de difusión del Patrimonio Bibliográfico Histórico de la BUS, uniéndose a otros proyectos, como EXPOBUS, con el objeto de que los usuarios conozcan y disfruten, a través de sus piezas más emblemáticas, de uno de los mayores tesoros de la Universidad de Sevilla.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here