La escultura de Elio Antonio Nebrija se encuentra ya en el Rectorado de la US

La figura, obra de José Lafita, está ubicada en el vestíbulo de la Facultad de Filología, junto a la Gipsoteca.

0
23

Redacción. Con motivo del V Centenario del fallecimiento del gramático Elio Antonio de Nebrija ha sido trasladada al Rectorado de la Universidad de Sevilla la estatua que se encontraba en el Instituto de Estudios Hispano-Americanos. La obra ha sido restaurada y se encuentra ubicada en el vestíbulo de la Facultad de Filología, a pocos metros de la Gipsoteca..

El acto de inauguración del nuevo espacio ha contado con la presencia del rector de la US, Miguel Ángel Castro; José Javier Martos, decano de la Facultad de Filología; Encarnación Fuentes; Lola Pons, comisaria de las actividades del año Lebrija; y  Esther Cruces, directora del Archivo General de Indias. También han estado presentes familiares del Escultor Lafita y representantes del Ayuntamiento de Lebrija. Este traslado y ubicación definitiva en el Rectorado ha sido posible gracias a la generosidad de los herederos del artista y a la colaboración del de Estudios Hispano-Americanos.

La escultura se exhibe junto a otras dos pequeñas piezas que forman parte del proceso creativo del autor. Una es un completo a pequeña escala, y la otra es un modelado de la cabeza a escala natural.

Durante el acto el director general del Secretariado de Patrimonio Histórico-Artístico, Luis Méndez ha resaltado que con la ubicación de la estatua de Nebrija en la Antigua Real Fábrica de Tabacos se refuerza el aspecto conmemorativo del Año Lebrija y ‘enlaza con la musealización de este espacio central, sumándose a la gipsoteca y a otras acciones que rescatan nuestro patrimonio’. Por su parte el rector de la US, Miguel Ángel Castro, ha agradecido tanto a Lola Pons como a los familiares e instituciones la colaboración que ha hecho posible el traslado de la figura.

EL MONUMENTO A ELIO ANTONIO

La escultura ‘Elio Antonio de Nebrija’ fue realizada por José Lafita Díaz (1887-1945) en 1944 (Medidas: 205 cm x 122 cm x 90cm). Se trata de un vaciado de escayola policromado.

La restauración ha sido realizada en la Universidad de Sevilla por Marta Pertejo, con las siguientes intervenciones: limpieza de polvo y suciedad, fijación de los levantamientos y lagunas de policromía, estucado y desestucado, reintegración de la policromía y realización y colocación de una moldura para la base.

La idea de elevar un monumento a Elio Antonio de Nebrija, hijo ilustre de la localidad sevillana de Lebrija, nació en 1942, cuando se comenzó a plantear la celebración del V Centenario del nacimiento para 1944. Se trataba de esta forma de homenajear al “padre de la Gramática española, sabio universal y primer Humanista español”.

Desde el momento en que se produce el encargo, en mayo de 1942, José Lafita inicia los dibujos, bocetos, apuntes, maquetas a escala y el modelo definitivo que aprobará la Comisión en 1944 y empieza la construcción y talla del pedestal y la figura a tamaño real que se fundirá en la Fundición Ferrero, en Madrid, inaugurándose al fin el 26 de mayo de 1946. La figura en bronce representa a Nebrija en posición sedente, vestido con ropaje de época en su condición de profesor de latín.

El modelo de escayola que ahora se muestra, es el que se envía a Madrid para fundirse, regresando a Sevilla en el mismo año 1946, momento en que se instala en el Instituto de Estudios Hispano-Americanos y donde ha permanecido hasta este año 2022 en que, con motivo del V Centenario de su fallecimiento, se traslada a la Universidad de Sevilla, gracias a la generosidad de los herederos del artista y a la colaboración del citado Instituto.

JOSÉ LAFITA Y SU MONUMENTO A NEBRIJA

El escultor sevillano José Lafita Díaz, nació en Sevilla, el 17 de noviembre de 1887 y murió en 1945. En 1900, a los trece años de edad, entra a trabajar en el taller que creó su padre junto a otros artistas del momento y que se conoció como la Sociedad Decorativa. En este permaneció hasta 1905.

1903, una vez acabado el bachillerato, ingresa en la Escuela de Artes, Oficios, Bellas Artes e Industrias, donde se inicia en el dibujo, pintura y otras materias afines a la escultura. En ese mismo año interrumpe estos estudios para marchar a Suiza, donde estudia Arquitectura en el Instituto Technikum de Biénne, regresando dos años más tarde y reincorporándose a las clases de Modelado, Vaciado y Composición Decorativa Escultura en la misma Escuela, hasta 1913.

1916 está fechada su primera obra conocida: un busto de Cervantes, aunque desde 1913 se conocen ánforas y elementos de decoración cerámica que realiza con destino al Parque de María Luisa, que se preparaba para la Exposición Iberoamericana de 1929. Para esta hará sus obras emblemáticas: la Fuente-farola Monumental de la plaza Virgen de los Reyes, la Fuente del Patio de Banderas, y otros monumentos públicos como los de Mañara, Fray Bartolomé De Las Casas, Rafael González Abreu o Eusebio Rojas-Marcos, concluyendo sus grandes producciones con el Sagrado Corazón del Monumento de S. Juan de Aznalfarache y de Elio Antonio De Nebrija en Lebrija, de la que es copia fiel la que ahora se expone en la Universidad de Sevilla

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here